MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

El síndrome premenstrual no es una enfermedad pero…. Afecta a nuestra salud

¿Sabías que unas 800.000 mujeres en España ven alterada su rutina diaria por el síndrome premenstrual? Es más, un 75% de ellas no se plantea acudir a la consulta del médico porque no lo considera una enfermedad a pesar de que merma la salud de forma considerable a quien lo padece.

 Los datos estiman que los síntomas del síndrome premenstrual afectan en mayor o menor medida a un 80% de las mujeres y la duración media es de tres días. Y ¿Cuáles son esos síntomas?  Sensibilidad mamaria, dolor de cabeza o muscular, retención de líquidos o aumento de peso son los más frecuentes y aparecen en un 45,7% de las mujeres.

También puede aparecer irritabilidad (29,2%), ganas de llorar, sensibilidad al rechazo (24,7%), apetito excesivo y antojos de comida (21,6%), fatiga o falta de energía (21%), además de la pérdida de interés en casa (7,1%), en el trabajo (6%) y en la vida social (5,6%).

Cuando estos síntomas afectan a la calidad de vida de la mujer, podemos optar por soluciones de medicina natural, existen plantas medicinales que sin efectos secundarios pueden aliviar el problema. La Onagra (Oenothera biennis) es la planta más reconocida para ello gracias a que de sus semillas se obtienen AGE (Ácidos grasos esenciales), en particular Ácido linoléico y gammalinolénico.  Dichos ácidos son precursores de las prostaglandinas, unas sustancias que se encuentran en déficit los días previos a la menstruación.  Hay que tener en cuenta que para asegurar el contenido en AGE de los preparados de Onagra deben ser extraerse de las semillas por primera presión en frío. Sólo así se asegura su calidad  farmacéutica y, por tanto, su eficacia.

Recuerda que los tratamientos han de ser prolongados. Por ello, aunque se note mejoría, se debe seguir el tratamiento unos tres meses, descansar unos 15 días y volver a retomarlo.

Anuncios


Deja un comentario

Disfruta del sol pero cuida la salud de tu piel

El sol es el motor del verano y fuente de salud. Durante los meses de verano brilla con más fuerza, nos acompaña durante más horas y nos anima a realizar actividades al aire libre. Sus efectos positivos se reflejan en nuestra piel, en nuestro estado de ánimo e incluso en nuestros huesos, que se refuerzan indirectamente por la producción extra de vitamina D.

Pero, cuidado, hay contraindicaciones y una exposición prolongada y sin la debida protección puede generarnos más problemas de salud que beneficios.

Hay que tomar las debidas precauciones antes de exponernos al sol y recordar el uso de cosméticos protectores para evitar los efectos negativos del sol. Además, la exposición excesiva al sol puede provocar envejecimiento cutáneo prematuro e incluso fomentar la aparición de patologías más graves como el cáncer de piel. Cuando nos exponemos al sol inciden en nuestro cuerpo dos tipos de rayos principales: los infrarrojos, que producen calor, y los ultravioleta, responsables de las alteraciones visibles de la piel (el bronceado, por ejemplo). Para defenderse de estos últimos, nuestro organismo produce de forma natural un pigmento protector llamado melanina, pero sólo las personas de tez muy oscura tienen la cantidad suficiente para exponerse al sol sin correr riesgos. Aquellos con pieles más claras y sensibles deben recurrir a protectores artificiales para evitar los efectos dañinos de los rayos.

Además de los fotoprotectores por vía tópica, cremas directamente aplicadas en la piel, son recomendables los fotoprotectores en cápsulas que preparan la piel desde dentro para minimizar los efectos secundarios del sol y prevenir el enrojecimiento y otros problemas que genera el sol en la piel; sequedad, arrugas, etc…. Con frecuencia estos productos llevan betacaroteno y otros productos de fitoterapia, búscalos siempre en la farmacia.


2 comentarios

Cosméticos para poner nuestra piel a salvo de las manchas

Uno de los problemas más frecuentes en la piel cuando llega el calor y nos exponemos al sol son las temidas manchas. Pero ¿Por qué aparecen? Los responsables son los melanocitos, células internas que producen la melanina, y que por una razón u otra ven alterado su funcionamiento. La melanina es el pigmento marrón que producimos de forma natural y que da color a nuestra piel, a nuestro pelo y al iris del ojo.

Cuando nos exponemos al sol, los melanocitos aumentan la  producción de pigmento para darnos este tono de piel bronceado tan deseado. Una exposición prolongada sin la protección adecuada provoca un aumento de los radicales libres que a su vez estimulan aún más la producción de melanina.

Durante este proceso, intervienen varias enzimas y hormonas: la tirosinasa y la hormona de estimulación de melanogénesis (llamada MSH: Melanin Stimulating Hormon) son las más destacadas.

Con el envejecimiento, los radicales libres estimulan también la producción de melanina y la regeneración celular se ralentiza dando lugar a la aparición de manchas oscuras pigmentarias.  Así, al aumentar la concentración de melanina deja de distribuirse de forma uniforme, provocando la aparición de manchas oscuras.

Las personas con un fototipo de piel claro tienen más tendencia a desarrollar manchas en la piel, por lo que deben extremar más la protección durante la exposición solar. Las zonas más frecuentes de aparición son las más expuestas a la exposición solar: rostro, escote y manos.

Existen activos específicos antimanchas que están basados en bloquear la producción de melanina. Un activo muy novedoso es el regulador de la melanina: MSH-INHIB que actúa directamente en el melanocito, regulando la producción de este pigmento. La piel recupera un tono uniforme y las manchas disminuyen. Una planta interesante para evitar la aparición de manchas es la soja: con su acción regenerante y redensificante permite luchar contra el envejecimiento   de la piel. La gama Homogene de Plante System ofrece una selección de cremas adaptadas para la las pieles con tendencia a manchas. Pide consejo en la farmacia para saber cual es el tratamiento más adecuado para tu caso.

 Y recuerda utilizar siempre un fotoprotector adecuado a tu tipo de piel antes de tomar el sol!


Deja un comentario

El magnesio en la dieta para mantener la salud

El magnesio cumple un papel importante en la modulación del impulso nervioso y en la relajación y contracción de los músculos. Asimismo, su presencia es fundamental para garantizar el correcto almacenamiento de energía en el organismo. La deficiencia de magnesio puede afectar a nuestra salud y se debe a una nutrición desequilibrada, abuso de diuréticos, de diarreas prolongadas, diabetes, dietas para adelgazar, mala absorción intestinal o alcoholismo. Asimismo, realizar grandes esfuerzos físicos o mucha gimnasia, ya sea por razones deportivas o laborales, puede desencadenar un déficit de este mineral. Se estima que entre un 15 y un 20% de la población tiene carencia de magnesio. Recordemos que la dosis diaria recomendada de magnesio es de 350 mg para los hombres y 330 mg para las mujeres.
Para asegurar que tomamos en cantidad suficiente ahí van unas pistas con los 4 alimentos más ricos en magnesio. Por cada 100 g de alimento nos aportan las siguientes cantidades de este mineral: Cacao (420 mg), Nueces del Brasil (410 mg), Harina de soja (230 mg), Almendras (230 mg).
Los síntomas de la carencia de magnesio son sensación constante de fatiga, falta de memoria y dificultades en la retención y atención.
La vitamina B6 es una de las responsables del equilibrio nervioso del organismo y es indispensable en el metabolismo del magnesio. Al tratarse de una vitamina hidrosoluble se elimina a través de la orina y por ello se ha de reponer diariamente con la dieta. Se encuentra en el germen del trigo, carne y verduras, alimentos ricos en azúcares refinados, aditivos y colorantes. Los factores que pueden provocar un déficit de vitamina B6 son entre otros, una dieta desequilibrada, acentuándose cuando es rica en proteínas, toma de ciertos anticonceptivos orales y otros medicamentos, estrés, etc…
Ya podemos encontrar suplementos en la farmacia que asocian Magnesio y Vitamina B6 con las cantidades adecuadas y sin efectos secundarios. Así que revisa tu dieta y si lo necesitas acude a tu farmacia y pide consejo para prevenir la falta de magnesio.