MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

Cuidados cosméticos de la piel durante el verano

Sin ninguna duda, la exposición solar es lo que marca la diferencia durante el verano en lo que al cuidado de la piel se refiere.

El sol emite fundamentalmente dos tipos de radiaciones: rayos infrarrojos que son los que favorecen el efecto de bronceado que perdura durante varios días y los rayos ultravioletas que son los realmente peligrosos, ya que sus radiaciones son las principales causantes del envejecimiento del cutis y la posible aparición del cáncer de piel.

Los expertos no se cansan de repetirlo y hace años que sabemos que la afirmación de que el bronceado es un signo de salud y belleza no es cierta. Aunque los rayos del sol tiene efectos beneficiosos para nuestra salud, exponerse a la radiación solar sin la debida protección tiene consecuencias fatales para la piel (envejecimiento, arrugas, manchas, etc…) pero también parala salud. Apesar de que ahora la población está más informada, todavía los datos muestran que aproximadamente el 70 por ciento de la población no utiliza un protector solar adecuadamente y sólo 1 de cada 10 personas utiliza protección solar todo el año. Especialmente preocupante es el grupo de mujeres de entre 18 y 24 años, que utilizan cremas con factores de protección muy bajos (IP 10-20). A medida que pasan los años, las mujeres van aumentando el índice de protección solar alertadas por las consecuencias negativas del fotoenvejecimiento (IP 50 o superior).

El concepto de fotoprotección por vía oral está ya bien asentado en nuestro país y se reconoce su interés para complementar la aplicación de la tradicional crema solar. Junto al cuidado capilar, es el segmento más importante dentro de la nutricosmética, que consume ya de forma habitual un 13% de los españoles. La ventaja de la nutricosmética son sus efectos más generales en el organismo y sus ventajas globales para la piel. Así, los fotoprotectores vía oral.


Deja un comentario

Calorías de más y sobrepeso en los niños

Recientemente hemos conocido un dato tremendamente preocupante: el porcentaje de niños que tienen obesidad en España supera el 30%.

Este estudio epidemiológico sobre obesidad infantil, en el que participan un total de 7.500 niños entre 6 y 10 años, es el primero que se realiza en este país con datos reales de la población, como el peso, la edad ola altura. Afortunadamentelas Autoridades Sanitarias ya trabajan adoptando medidas encaminadas a solventar este problema y una de ellas se ha comunicado esta misma semana: La Ley de Seguridad Alimentaria superó ayer en el Congreso su último trámite y con él llega la primera legislación que intentará poner coto a la epidemia de obesidad infantil. Dicha ley prohíbe la venta de bollos, bebidas azucaradas y otras chucherías en los colegios. Sin duda es un paso importante, pero no olvidemos que es fundamental que la educación de los niños sobre los aspectos de la alimentación tenga lugar también en casa, en el ámbito familiar. De nada servirá que en los colegios no se vendan chucherías si los niños se las compran en la tienda de la esquina al salir del colegio.

Dieta equilibrada y saludable (con recetas sencillas y nutritivas)  y gimnasia frecuente son las claves para prevenir la obesidad en los niños.


Deja un comentario

Calcio y vitamina D … imprescindibles para la salud de los huesos

El calcio es un mineral indispensable para mantener sanos los huesos y evitar las fracturas u otras enfermedades como la osteoporosis en la edad adulta.

Al envejecer, los huesos pierden calcio y aumenta el riesgo de dichos problemas, sobre todo, en el caso de las mujeres. La importancia de aumentar la ingesta de calcio para compensar su pérdida fue un tema de debate durante mucho tiempo y todavía no hay un criterio claro. Así, las recomendaciones diarias de calcio a partir e los 50 años varían mucho según los países: en Reino Unido 700 mg, en Escandinavia de 800 mg y 1.200 mg en Estados Unidos, igual que en España.

Hay un estudio interesante recientemente publicado (Swedish Mammography Study) en el que participaron 61.433 mujeres mayores de 60 años. Todas ellas fueron estudiadas durante 19 años. Los resultados mostraron que las mujeres tenían un riesgo más bajo de sufrir fracturas cuando consumían alrededor de 750 miligramos de calcio diarios. Sin embargo, el riesgo de fracturas en mujeres que tomaron más de esta cantidad no descendió, es decir no están justificados consumos superiores a 750 mg de calcio ya que no hay evidencias de que eviten las fracturas. Sin embargo, los autores de este trabajo advierten de que estos resultados deben ser interpretados con precaución.

Recordemos que existe una vitamina imprescindible para la absorción del calcio: la vitamina D. Sin ella, no podemos producir la hormona calcitrol (conocida como la “vitamina D activa”) en cantidades suficientes. Cuando esto sucede, el cuerpo debe tomar el calcio que necesita de sus depósitos en el esqueleto, lo que debilita los huesos.

Pero… ¿Cómo obtener vitamina D?  Hay dos saludables maneras de hacerlo; una es a través de la piel y otra aumentando la cantidad en la dieta. Lavitamina D se produce naturalmente en el cuerpo después de exponerse a la luz del sol, pero cuidado una exposición de quince minutos es más que suficiente para producir y almacenar toda la vitamina Dque necesitamos (no olvides utilizar cosméticos y nutricosméticos adecuados para el cuidado de la piel). Además, te recomendamos que aumentas en tu dieta los alimentos ricos en vitamina D, como el aceite de hígado de pescado, los huevos e hígado de ternera.


Deja un comentario

Cuidado …. consejos para prevenir intoxicaciones alimentarias

La reciente intoxicación por la bacteria Eschericia coli ha desatado las alarmas enla Unión Europea sobre las garantías de seguridad de los alimentos.

Es fundamental que las autoridades sanitarias de cada país apliquen medidas para evitar que estos se contaminen pero también los consumidores, en nuestras casas, debemos adoptar prácticas adecuadas de manipulación y de conservación. Los pasos básicos son limpiar, separar, cocer y refrigerar. Aprenderlo ayuda a evitar cualquier contaminación causada por virus y bacterias, los principales microorganismos que atacan a los alimentos y, en consecuencia, a la salud de las personas.

Los microorganismos patógenos pueden contaminar cualquiera de los alimentos que se consumen. Para evitarlo, es necesario tener en cuenta cuatro normas básicas: limpiar, separar, cocer y refrigerar.

 • Limpiar. Antes de preparar los alimentos, deben limpiarse. Además, hay que lavar todos los utensilios que se vayan a utilizar, antes y después de cada uso. El objetivo es evitar la contaminación de los utensilios hacia el alimento.

 • Separar los alimentos crudos de los cocinados. Es de vital importancia para evitar el traslado de los patógenos residentes en los alimentos crudos a los listos para consumir. Se pueden utilizar recipientes distintos para guardar unos y otros y, antes de manipularlos, lavarse las manos.

 • Cocer. Es la regla principal y que asegura una mayor inocuidad. Llevar el interior del alimento a una temperatura segura, de unos60ºC, garantiza la desaparición de la mayoría de los patógenos. Hay que vigilar los alimentos poco cocinados, ya que una incorrecta manipulación puede desencadenar una intoxicación.

 • Refrigerar. La mayoría de los patógenos dejan de multiplicarse en ambientes fríos, pero esto no quiere decir que desaparezcan, sino que se evita una multiplicación peligrosa

Así que no olvides; limpiar, separar, cocer y refrigerar son las cuatro acciones primordiales que se deben tener en cuenta para prevenir la mayoría de las infecciones alimentarias.