MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

MOLESTIAS DEL VERANO Y SOLUCIONES NATURALES

Este mes de agosto es el clásico de vacaciones. No hay más que ver las grandes ciudades desiertas y las aglomeraciones en las playas.

Hoy vamos a hablar de los típicos problemas de salud de verano y cómo afrontarlos con soluciones naturales. Sí, esas picaduras de insectos, mareos durante el viaje o molestias digestivas que pueden dar al traste con nuestras vacaciones.

  • Mareos en el viaje; parece que hay personas que tienen una predisposición a marearse debido a la constitución de los órganos que intervienen en el equilibrio (oído, vista y sistema nervioso). En determinadas situaciones, como movimientos o situaciones que se repiten, estos mecanismos no se pueden adaptar y se produce el desagradable mareo. Es más frecuente en niños y mujeres y se caracteriza por una sensación de pérdida de equilibrio, vértigo, una alteración de vacío en el estómago y ganas de vomitar. La solución natural que tenemos a mano es el jengibre; se trata de una planta medicinal que relaja la válvula pilórica, situada en la base del estómago y evita las náuseas y vómitos. Sus principios activos son los gingeroles que son capaces de bloquear la aparición del vómito. Además, para evitar el mareo durante los viajes sigue los siguientes consejos:
    • Si puedes, sitúate en la parte central del vehículo (sobre todo el barco o avión), donde menos oscilaciones se produzcan.
    • Siempre es preferible ir sentado, mirando al exterior y en la misma dirección que la marcha.
    • Recuerda no realizar otras actividades (leer, escribir …) y moverte lo menos posible.
    • Ventilar el espacio, el mareo se agudiza con los olores desagradables.
    • Hacer descansos cada dos horas como mínimo y evita la conducción brusca.
    • Comer poca cantidad y alimentos fáciles de digerir.

 

  • Picaduras de insectos; Las picaduras de insectos son más frecuentes a la caída del sol y en las zonas húmedas. Son realmente molestas y pueden arruinar una jornada al aire libre. Existen remedios naturales eficaces pero para prevenir las picaduras de mosquitos. Los aceites esenciales, tanto el aceite esencial de citronela como el de geranio, actúan como repelentes naturales de los insectos. Se debe utilizar a diario, 2 gotas en el cuello del pijama o en un pañuelo en la mesilla de noche. También se puede usar un difusor de aromaterapia, vertiendo entre 5 y 10 gotas, media hora antes de acostarte. Otra opción es la utilización de pulseras repelentes de mosquitos que contienen pastillas con aceite de lavandín y citrodiol. El Aceite de Lavandín procede de una planta híbrida, es decir, un cruce natural entre el espliego y la lavanda. Dicho aceite contiene alcanfor y es conocido por sus propiedades descontracturantes y antiespasmódicos favoreciendo también el efecto repelente. El Citrodiol es una sustancia natural procedente del Eucalipto que, aunque tiene un olor desagradable, tiene un efecto repente con alto tiempo de permanencia. Las pulseras deben colocarse e muñeca o tobillo y no retirarlas mientras permanezca el riesgo de picadura.
  • Problemas gástricos: Durante las vacaciones cambian totalmente nuestros hábitos de alimentación, tanto en el tipo de alimentos, generalmente más calóricos y más alcohol, como en los horarios. Esto favorece la aparición de molestias, entre las más frecuentes se encuentran el estreñimiento, las diarreas y las digestiones pesadas. El remedio natural recomendado para los estreñimientos ocasionales es la Cáscara Sagrada. Se trata de una planta medicinal que, además de estimular el tránsito intestinal, favorece las secreciones intestinales consiguiendo una evacuación más fácil. Una capsula por la noche asegura su efecto laxante al día siguiente. Además, se recomienda beber agua en cantidad abundante para hidratar las heces y facilitar la evacuación. Las gastroenteritis y diarreas son más frecuentes por el aumento de las temperaturas que ayuda a la proliferación de microorganismos como bacterias, virus o parásitos. Ante un episodio de diarreas y vómitos lo más importante es evitar la deshidratación por lo que es recomendable tomar sueros de recuperación disponibles en la farmacia con sabores agradables también para niños. Además, también es muy adecuado tomar probióticos que nos ayuden a recuperar la flora intestinal. Finalmente, debemos hablar del cardo mariano, una planta medicinal cuyo fruto contiene tres activos (silibina, silcristina y silidianina) que forman un complejo llamado silimarina que protege el hígado. Actúa directamente sobre las células del hígado, regenerándolas y combatiendo las sustancias hepatotóxicas (alcohol y otros tóxicos de origen alimentario). Favorece la secreción de la vesícula biliar, por lo que se recomienda también en casos de digestiones pesadas. Se recomienda tomar cuando vamos a excedernos con la dieta, bien con alimentos ricos en grasas o difíciles de digerir y alcohol. Felices vacaciones!

 

 

Anuncios