MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

Acaba el mes de Agosto pero algunos se van de vacaciones… atención al cuidado de la piel y el bronceado…

Si eres de los afortunados en preparar estos días la maleta y salir de vacaciones… ¡Enhorabuena! podrás disfrutar de las altas temperaturas previstas para los próximos días a la orilla del mar o descansando en tu lugar de destino.

Vamos a recordar hoy los secretos para conseguir un bronceado perfecto:

– Preparar la piel con productos de nutricosmética (cosmética en cápsulas) unos 15 días antes de la exposición (no te preocupes si no lo has hecho, puedes empezar ahora mismo). Betacaroteno, licopeno y otras sustancias antioxidantes junto a activos hidratantes de plantas medicinales como la borraja o la onagra son un alimento excepcional para la piel. Son eficaces para prevenir los efectos nocivos del sol y aprovechar toda su energía en el organismo. Sigue tomándolos durante la exposición y si quieres prolongar el bronceado, continúa después de volver de vacaciones.

– Antes de la primera exposición solar exfolia todo el cuerpo para eliminar las células muertas y conseguir un tono completamente uniforme desde el primer día.

– Para evitar quemaduras, durante la exposición, utiliza cremas solares con factor de protección adecuado a tu tipo de piel. Puedes pedir consulta en la farmacia. Existen gamas de cosmética natural BIO en la farmacia que ya cuentan con cremas fotoprotectoras sin filtros químicos.

– Recuerda que debes seguir limpiando la piel un par de veces a la semana con un exfoliante muy suave. Así, evitarás la descamación a la vuelta de las vacaciones.

– Y, después de la exposición solar y tras la ducha, aplícate un bálsamo calmante para nutrir e hidratar la piel.

Estos sencillos pasos te permitirán conseguir un bronceado uniforme y duradero. !

Anuncios


Deja un comentario

Cosmética natural para las estrías

Durante el embarazo la piel de algunas zonas del cuerpo de la mujer, especialmente el abdomen, sufre un estiramiento que puede llegar a ser más de diez veces su estado normal. Este hecho junto, a las alteraciones hormonales, favorecen la aparición de estrías. Sin embargo hoy contamos con interesantes productos de cosmética natural, muy eficaces para evitar la aparición de estrías. A partir del tercer mes de embarazo y, si es posible, incluso antes, es recomendable utilizar muy nutritiva y que sea fácil de extender. Las zonas a aplicar son vientre, caderas, pecho y parte superior de los muslos. Debemos recordar que es importante aplicar la crema dos veces al día y continuar tras el parto hasta la total recuperación.

Hoy queremos hablaros de un producto excepcional: el Aceite de Rosa Mosqueta. Procedente de las semillas de la variedad Rosa moschata, es uno de los productos que mayor interés ha despertado en el área de la dermatología, nutrición y cosmética, debido a que sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dañados, el retraso en la aparición de líneas de envejecimiento prematuro, prevenir y matizar las estrías y la prevención en la formación de arrugas. También se han obtenido resultados espectaculares en el tratamiento de la piel afectada por quemaduras o expuesta a radioterapia.

El aceite de rosa mosqueta contiene un alto nivel de ácidos grasos esenciales poliinsaturados (AGI), linoleico y linolénico, 77%, responsables de su beneficiosa acción en la regeneración de la piel. Además, la cáscara de sus semillas también se obtiene un alto contenido de vitamina C.. Así es, añadiendo unas gotas de este maravilloso aceite a la crema antiestrías habitual se consigue mayor efecto nutritivo y una regeneración de la piel que previene más eficazmente la aparición de las estrías o las atenúa si ya han aparecido.

En las farmacias podrás encontrar este aceite con las suficientes garantías de calidad y eficacia.


Deja un comentario

Consejos para mantener la salud ante una ola de calor

Cuando llega el verano todos estamos deseosos del calor, pero hay veces que las altas temperaturas ponen en riesgo la salud, sobre todo en los casos de ancianos y niños. Hablamos entonces de canícula. Abajo algunos consejos para hacerle frente:

Cuando estemos en la calle:
•Procurar estar en la sombra.
•Evitar las actividades en el exterior en las horas centrales del día
•Si hay que hacer actividades en el exterior, descansar cada cierto tiempo, protegerse del sol y refrescarse (beber líquidos, mojarse la cabeza, etc…)
•Bajar las persianas, toldos, cortinas…. evitando que el sol entre directamente.
•Evitar usar máquinas y aparatos que pueden producir calor.
•Utilizar todas las medidas tradicionales a nuestro alcance: ventiladores, abanicos, etc..
•Los aparatos de aire acondicionado refrigeran el aire, manteniendo una temperatura y humedad constantes en un recinto aislado (hay que mantener cerradas puertas y ventanas).
En el automóvil:
•Nunca dejes a los niños ni a las personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.
•Utilizar el aire acondicionado (si se tiene) Si no, abrir las ventanas.
A nivel personal:
•Intentar refrescarse de forma continua (tomar una ducha o un baño….)
•Usar ropa ligera, no apretada y de colores claros.
•Usar un sombrero, gorros o similares que protejan cabeza, cara, orejas, sienes y parte posterior del cuello.
•Utilizar calzado fresco, cómodo y que transpire.