MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

Pan en la dieta… Sí o No

Actualmente, existe una falsa creencia de que los hidratos de carbono (presentes en alimentos como pan, pasta, patata, arroz o legumbres), engordan y no tienen mucha importancia nutritiva. La realidad es que su consumo es insuficiente y dista mucho de las cantidades mínimas recomendadas por los organismos que vigilan nuestra salud. Estos alimentos son fundamentales en toda dieta equilibrada y deben consumirse prácticamente en todas las comidas del día, eso sí en las cantidades adecuadas. Aproximadamente la mitad de la energía que necesitamos debe proceder de alimentos ricos en hidratos de carbono.

Elaborado exclusivamente de harina, agua y sal, el pan no contiene ningún nutriente cuyo consumo excesivo se asocie con un mayor riesgo en el desarrollo de las llamadas patologías occidentales (obesidad, diabetes, enfermedades de vasos sanguíneos y corazón…).

¿Engorda el pan?.  Aunque el pan aporta energía, su consumo no es causa directa del aumento de peso, siempre y cuando se respete la cantidad recomendada para cada caso. En realidad lo que aumenta las calorías de un trozo de pan es lo que normalmente lo acompaña: mermeladas, mantequilla, embutidos, salsas, etc. A igualdad de contenido calórico, el pan provoca un menor acumulo de grasa en el cuerpo que otros alimentos ricos en grasas. Es decir,100 gramosde pan aportan unas 250 calorías, pero engordan menos que35 gramosde mantequilla o margarina o un bollo, que también proporcionan unas 250 calorías, debido a que la grasa de los alimentos se acumula más fácil en nuestro cuerpo que los hidratos de carbono complejos, abundantes en el pan.

En resumen: consumiendo la misma cantidad de grasas o hidratos de carbono, engordan más las primeras. Así que ya lo sabes… a disfrutar del pan, eso sí, en cantidades adecuadas.

Anuncios


Deja un comentario

Mitos sobre la dieta

Toda la vida hemos oído afirmaciones sobre la alimentación que hemos aceptado como ciertas, pero… ¿Son ciertas de verdad?. Los expertos opinan que son muy populares numerosos errores de concepto básicos en alimentación y nutrición en la población general que pueden poner en riesgola salud. Analizamosalgunos de los más famosos:

Cenar solo fruta, ayuda a adelgazar. Es una idea muy extendida, pero equivocada si se quiere perder peso. La combinación de nutrientes en las frutas explica la propiedad esencial de los vegetales para depurar el organismo y perder algo de peso en forma de agua, si se retienen líquidos, pero no de grasa, si se tiene sobrepeso u obesidad.

 • El pan integral tiene menos calorías. La diferencia entre los alimentos normales y los integrales es que estos últimos tienen más fibra y más nutrientes reguladores (vitaminas, minerales y antioxidantes). Son más saludables, pero no se ha de entender que tienen menos calorías. Ingerir alimentos integrales (pan, galletas, arroz y pasta) supone las siguientes ventajas: al tener más fibra, mejoran el ritmo intestinal y previenen el estreñimiento, y la fibra y el resto de componentes protegen la salud frente a diversas enfermedades como la diabetes, las cardiovasculares o el cáncer.

 • Comer menos o saltarse comidas, adelgaza. Para adelgazar no es suficiente con tomar menos calorías, es necesario aprender a adelgazar, lo cual requiere eliminar conductas o comportamientos que engordan o dificultan el adelgazamiento. Además son fundamentales para prevenir la ganancia de peso una vez que hemos adelgazado. Sirve de ayuda repartir los alimentos en varias tomas -desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena- y no saltarse ninguna para evitar picotear o llegar con ansiedad y demasiada hambre ala siguiente. En general, el picoteo favorece que una persona consuma más calorías de las recomendadas cada día.

En resumen, las claves para la pérdida de peso que ya hemos explicado otras veces: dieta equilibrada, algo de gimnasia y algún programa de plantas medicinales que nos ayude.


Deja un comentario

Llega el calor…. kilos fuera! Con plantas medicinales.

Con la llegada de la primavera son muchas las personas que deciden perder los kilos de más que, con frecuencia, tendemos a acumular durante el invierno. Según una encuesta de Infito (Centro de Investigación de Fitoterapia) uno de cada cuatro españoles mayores de 18 años tiene previsto iniciar una dieta este año y uno de cada diez ha utilizado las plantas medicinales para perder peso. Pero, como siempre hay que recordar la importancia de que la pérdida de peso sea saludable y sin comprometer la salud.

Recordemos que los tres pilares para la pérdida de peso son:

1.- Dieta; equilibrada y saludable, reduciendo las calorías.

2.- Ejercicio físico; cada uno de acuerdo a sus posibilidades

3.- Programa coadyuvante de plantas medicinales; adaptado a cada persona.

En la fitoterapia podemos encontrar un buen número de opciones para ayudar en la pérdida de peso. El farmacéutico es la persona más indicada para aconsejar un programa de plantas medicinales que siempre debe ser adaptado a cada necesidad y con las condiciones adecuadas de calidad, seguridad y eficacia.

Hoy os quiero hablar de un nuevo producto: Shan Zha.  Dicha planta ofrece una acción interesante para movilizar la grasa acumulada pero sin producir nerviosismo (como por ejemplo el té verde, guaraná y otras plantas que contiene cafeína). Pide consejo en tu farmacia habitual.


Deja un comentario

¿Astenia primaveral? Mantén tu salud en primavera

¿Has sufrido últimamente alguno de estos síntomas? Te sientes más triste, estás irritable, te falta el apetito, pierdes la memoria, tienes el tono vital bajo mínimos y estás más cansado …. sí es así, no lo dudes perteneces a ese grupo de personas a las que la primavera altera…

Recordemos que una de cada diez personas sufre en mayor o menor medida astenia primaveral. Este trastorno, que surge con la llegada del buen tiempo, se caracteriza por un profundo cansancio, agotamiento, decaimiento y falta de energía para realizar la actividad habitual. Ahora sabemos que las responsables son las betaendorfinas, unas sustancias que regulan el sistema bienestar-malestar, que al alterarse produce una sensación de decaimiento y agotamiento.

Existen dos tipos de astenia primaveral: de origen físico que se suele manifestar a través de un debilitamiento corporal y una sensación de falta de salud, y de origen nervioso que se caracteriza porque la persona muestra un especial cansancio a la hora de realizar alguna actividad mental.

Lo habitual es que después de unas semanas estos síntomas hayan desaparecido, pero ahí van nuestros consejos para ayudarte a afrontar la astenia:

– Dormir, nada mejor para recuperar la energía que dormir todo lo que necesitemos

– Hacer ejercicio, no tiene que ser muy intenso, una sencilla gimnasia nos ayudará

– Seguir una dieta rica en alimentos energéticos: dátiles, frutos secos, plátanos, legumbres, pastas, chocolate.

– En la farmacia puedes encontrar complementos con plantas medicinales, vitaminas y otras sustancias que te ayudarán. Ánimo y hasta pronto.


Deja un comentario

El cambio de hora tiene ventajas para la salud pero ¿también inconvenientes?

Si esta semana os encontráis “para el arrastre”, no os asustéis es normal… La astenia primaveral junto con el cambio de hora pueden dar al traste con la más alta de las energías.

Es cierto que con la llegada de la primavera el tiempo mejora, las temperaturas ascienden y el sol que es fuente de vida produce un efecto positivo sobre nuestro ánimo. Sin embargo, nuestro organismo también tiene que adaptarse a un importante cambio: el de la hora.

Así es, durante el año se producen dos cambios de hora; el de invierno y el de primavera que acabamos de hacer ahora. La noche del sábado al domingo hemos adelantado nuestros relojes una hora. ¿Con qué objetivo? Los expertos argumentan que el ahorro de energía conseguido es muy importante ya que se aprovecha la luz solar y se empezó a llevar a cabo durante la Primera Guerra Mundial.

Pero, como todos los cambios, necesita de un periodo de adaptación. Y nuestro organismo  nota este cambio. Así, es frecuente que durante los primeros días, cualquier persona y también los niños, noten dificultades a la hora de conciliar el sueño y dormir por la noche. Este esfuerzo de adaptación no nos debe de preocupar en exceso puesto que después de una semana ya lo habremos superado y volveremos a la rutina.

 Pero está claro que durante los primeros días la falta de descanso adecuado puede producir irritabilidad del carácter y también necesitaremos mayor esfuerzo para concentrarnos en el trabajo y sacar adelante los proyectos de la oficina.

Las ventajas del cambio de hora también son excelentes ya que el día es más largo, por tanto, invita a disfrutar de los planes sociales y del contacto con la naturaleza. Tendremos la oportunidad de disfrutar más al aire libre, así que un paseo después del trabajo, algo de ejercicio físico o ligera gimnasia al aire libre, etc… nos ayudará a conciliar mejor el sueño cada noche y mejorar nuestra salud.

Y siempre nos queda afrontar los efectos del cambio con mucho sentido del humor, alegría y optimismo… esto siempre es útil para prevenir la enfermedad. Pero ¿Y qué pasa con la astenia primaveral? ¿Quieres sabes más sobre ella? La semana que viene te lo contamos….