MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


4 comentarios

Biocuidados: Echinacea, sus propiedades

Mucho hemos hablado de los efectos de la echinacea, pero nunca es demasiado para recomendar una de las plantas más accesibles y eficaces para los resfriados que no hemos de intentar solucionar con antibióticos.

La Echinacea es una planta medicinal que en pocos años se convirtió en el medicamento fitoterapéutico más prescrito en Europa y los EE.UU. para el tratamiento de una gran variedad de enfermedades infecciosas, además del envenenamiento.

Desde su descubrimiento, la acción terapéutica de esta hierba ha impresionado a los médicos que la prescriben. En el pasado era difícil entender porqué esta planta medicinal es útil para tantos padecimientos.
Este enigma se resolvió con el descubrimiento del sistema inmunológico. En la actualidad, sabemos que la Echinacea estimula a nuestro sistema inmunológico y de esta manera nuestro cuerpo tiene una mayor habilidad para combatir a las infecciones.

Las 2 principales especies de la Echinacea son: Echinacea angustifolia y la Echinacea purpúrea. En estos tiempos, donde la contaminación en el aire, el agua, la tierra y los alimentos es algo muy frecuente, necesitamos cuidar muy bien a nuestro sistema inmunológico. Un método eficaz para evitar, sobre todo en el invierno, la recurrencia de catarros y resfriados, es el uso de esta planta medicinal. Es una alternativa natural y efectiva de los antibióticos para tratar infecciones del tracto urinario, la amígdalas, la piel y las encías.

Cuando aparecieron los antibióticos, la popularidad de la echinacea disminuyó mucho en los EE. UU. Sin embargo, en Alemania no sucedió lo mismo, donde se siguió utilizando muy frecuentemente para el tratamiento de padecimientos inflamatorios y algunas infecciones virales. Después de muchos estudios, la Comisión E de Alemania reconoció a la Echinacea purpúrea como una planta aprobada y efectiva en 1989. En las plantas medicinales existen uno o varios principios activos. Estos principios activos son las substancias que le dan la capacidad terapéutica de la planta.
Los químicos a través de un arduo y minucioso trabajo sobre los principios activos de la Echinacea, han logrado aislar varios compuestos, de los cuales, algunos son exclusivos de ciertas especies de Echinacea.

La principal indicación para el uso terapéutico de la Echinacea es en las enfermedades infecciosas, sobre todo en las infecciones superficiales agudas, como en los resfriados, la gripa, la bronquitis y la faringitis. En muchos estudios se ha demostrado que la Echinacea estimula en forma importante a los macrófagos (células del sistema de defensa que rápidamente emigran al sitio de la infección para detener a las bacterias) y aumentan su efectividad (inmunocompetencia).

Entre los principales efectos fisiológicos de la Echinacea, se encuentran los siguientes: es antiviral, es anti-cándida, inhibe el crecimiento tumoral, promueve la inmunidad celular general, tiene una acción parecida al interferón, estimula la producción de gamma globulinas alfa 1 y alfa2, tiene un efecto antiinflamatorio, estimula el crecimiento de tejido nuevo sano, tiene un ligero efecto antibiótico, inhibe la hialuronidasa (al hacerlo ayuda a proteger a las células durante la infección y previene que la bacterias entren en primer lugar), aumenta el poder fagocítico de las células de defensa y estimulan los leucocitos (células sanguíneas blancas).


2 comentarios

Contra la tristeza, el decaimiento: hipérico

De la misma manera es que este comienzo de fin de años es característicos por la navidad y sus verdaderos efectos secundarios: comilonas y antigrasas.

El año 2009 será recordado en España por la crisis económica y un malestar general en nuestro país.
Decía hace nada un economista inglés que no entendía como “si el 20% de la población estaba en paro, los bares estaban llenos”. Al margen de anécdotas, lo que está claro y palabras textuales de mi abuela “hija, es mala época”, y es cierto que depresiones y transtornos del sueño son algo más habituales. Pero igual que ya no sólo queremos recurrir a medicamentos habituales y acudimos al yoga, terapias psicológicas, la vuelta  a la fitoterapia ayuda a mejorar nuestra calidad de vida. Hoy para insomnios, problemas del sueño, os recompiendo el hipérico o Hypericum perforatum L o también conocida con el significativo nombre de “La planta del optimismo”.

Descripción del hipérico:
El hipérico es una planta herbácea originaria de Europa y Asia central.
Es conocida y utilizada por la medicina popular desde hace muchos siglos para aliviar problemas neurológicos como la ansiedad, la irritabilidad o la migraña.
En el siglo XIX, se desarrolló considerablemente su uso y desde entonces su popularidad no ha cesado de crecer.

Propiedades del hipérico:
Sus sumidades floridas contienen un principio activo, la hipericina, al que se le atribuyen esencialmente los efectos antidepresivos y soporíferos de la planta.
La hipericina actúa provocando un efecto global de la normalización de los neurotransmisores implicados en la modulación del humor. Diversos estudios clínicos han demostrado su eficacia en el tratamiento de la depresión ligera a moderada.
El hipérico se convierte en una gran alternativa en el tratamiento de los trastornos depresivos leves y moderados y especialmente las depresiones “de reacción”, es decir, las que están asociadas a una situación material o afectiva difícil; mejora la calidad del sueño y reduce considerablemente el estrés y la ansiedad.

Resumiendo, cuándo hay que usar el hipérico:

Decaimiento.
Pérdida de interés, cansancio y alteraciones del sueño.
Otras indicaciones del hipérico:

En uso tópico se utiliza popularmente para el tratamiento de las heridas, llagas, quemaduras y eczemas.
La monografía publicada por la Comisión E indica que las preparaciones de Hypericum tienen como aplicaciones: las perturbaciones psico-somáticas, desórdenes depresivos moderados y suaves, la ansiedad y la fatiga nerviosa.


2 comentarios

Adelgazar, anti grasas: C.L.A (Tonalín)

Ayer mismo me adelantaba a los acontecimientos refiriéndome a los excesos de ingesta que nos amenazan en las próximas semanas. En España, en tres y no sé muy bien cómo se gestionará al otro lado del oceáno (deseo que me lo contárais) pero aquí, a pesar de la crisis económica, se amenaza un hinchazón en el estómago interesante.

Y en mi particular campaña antigrasas, es momento, como hice ayer con el Chitosán de recomendaros otro producto de fitoterapia para perder peso: CLA (TONALÍN)

CLA (Ácido Linoleico Conjugado) (TONALÍN): REMODELA TU ABDOMEN

Los estudios realizados en personas con sobrepeso demuestran que el C.L.A. ayuda a reducir la grasa y el diámetro abdominal con la consiguiente pérdida de peso.
Pero lo que le convierte en una ayuda excepcional en el control del sobrepeso es su capacidad de hacer aumentar la masa magra o músculo.

A estos beneficios hay que sumarle algunos otros más como un marcado efecto anti-yoyó, es decir, que evita volver a ganar peso y una actividad sobre la redistribución de la grasa corporal.

Este último punto convierte al C.L.A.es una interesante ayuda en el caso de las mujeres que tienden a acumular más grasa en la zona abdominal o que se encuentran en el periodo de la menopausia, ya que en este periodo femenino la carencia de estrógenos y el aumento de andrógenos conlleva una tendencia a la acumulación de la grasa a nivel abdominal (distribución androide).

Ampliando, las Propiedades de CLA:
Las siglas C.L.A se corresponden con el término inglés Conjugated Linoneic Acid que hace referencia a un grupo de derivados del ácido linoleico (un ácido graso esencial de la serie omega 6). Se encuentra en diversos alimentos formando parte de nuestra dieta, concretamente nos lo aportan los lácteos y la carne de vacuno. Pero, la producción alimentaria actual y nuestros hábitos alimenticios actuales tienen como consecuencia un aporte muy pobre en ácido linoléico conjugado. Los estudios realizados en personas con sobrepeso demuestran que el C.L.A. ayuda a reducir la grasa y el diámetro abdominal con la consiguiente pérdida de peso.

¿De dónde vien el CLA TONALÍN?
Pues de Ácido Linoléico conjugado (CLA) de aceite de cártamo (Carthamus tinctorius), y cuáles son los usos populares del Cártamo pues
– como Aceite: Hiperlipidemias, prevención de la arteriosclerosis.

En uso tópico: dermatitis.

– como Flores: pérdida del apetito, dispepsias, parasitosis intestinales.