MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


2 comentarios

Plantas medicinales para la pesadez de piernas

pesadez de piernasEn los próximos días las temperaturas subirán  y, aunque suponga la llegada del verano con sus interminables jornadas al aire libre, baños y vacaciones, las personas que tiene problemas circulatorios en las  piernas, ven como este problema se agudiza por el calor. En efecto, el aumento de temperatura favorece la dilatación de las venas y con ello se empeora el retorno de la sangre hasta el corazón y aparece la pesadez en las piernas. Hasta un 80% de las personas adultas, según varios estudios epidemiológicos, padecen este problema.

La pesadez de piernas se produce por una dificultad en el flujo de la sangre que hace que se acumule en los miembros inferiores y los síntomas más comunes son pesadez de piernas, dolor, cansancio, calambres, hormigueos, sensación de calor, picores o prurito, hinchazón, dilataciones de las venas, aparición de arañas vasculares etc…  En los casos más avanzados aparecen las varices; venas que se trasparentan y hacen visibles a través de la piel.

Existen plantas medicinales que pueden aliviar este problema, bien tomando cápsulas o aplicando geles de masaje. Las más reconocidas son:

Vid roja

Las hojas de vid (Vitis vinífera) de la variedad tinctoria o vid roja son particularmente ricas en polifenoles, que son precisamente los responsables del color rojo que adoptan estas hojas durante el otoño. Se ha comprobado que estos activos estabilizan las paredes vasculares disminuyendo su permeabilidad e incrementando su resistencia. De esta forma se evita la extravasación de la sangre y el edema, frecuente en las extremidades inferiores en algunas personas. Es lo que se conoce como acción vitamínica P. Por ello, los preparados elaborados con vid roja pueden recomendarse en caso de síntomas asociados a la insuficiencia venosa como pesadez de piernas, calambres o picor en las extremidades.

Castaño de Indias         

Según una creencia popular, llevar alguna de sus semillas (castañas) en el bolsillo ayuda a combatir los problemas venosos. Esta anécdota no deja de ser curiosa si tenemos en cuenta que el castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es una excelente alternativa en el tratamiento de los trastornos circulatorios que afectan al territorio venoso. En las semillas se encuentran sustancias con actividad antiinflamatoria y vasoconstrictora por lo que resultan eficaces en el tratamiento de los problemas de circulación venosa.

Junto a esta plantas medicinales que pueden ayudarnos, es importante adoptar unos buenos hábitos de vida; evitar el  sedentarismo, limitar el consumo de sal en la dieta (para evitar la retención de líquidos) y realizar una buena higiene postural (no permanecer mucho tiempo en la misma postura, poner los pies en alto, etc…), evitar el exceso de peso, etc..

También conviene recordar que hay medicamentos que favorecen la aparición de este problema y, en concreto en la mujer, la menstruación y el embarazo son dos etapas en las que es habitual sufrir una mayor retención de líquidos que contribuye a que aparezca este problema.

Sin embargo, cuando llega el verano y las altas temperaturas, las personas que tienen tendencia a sufrir problemas de pesadez de piernas no deben resignarse a sufrir sus consecuencias. Es el momento de intensificar el cuidado que, no obstante, debe ser una constante durante todo el año. Así que ya sabéis, acudid a una farmacia y pedid consejo, seguro que os ayudará a minimizar los efectos del calor.


Deja un comentario

Cuidados de la piel en verano – Aceite de Jojoba

Aceite de JojobaLa piel es el mayor órgano del cuerpo humano y constituye una barrera de protección para el organismo. Diariamente pierde su humedad natural, situación que se agudiza durante el verano, cuando por efecto del calor, se produce una mayor deshidratación que altera su función protectora. Además, la exposición prolongada al sol, junto con otros factores asociados al verano como el contacto con el agua del mar o con cloro de las piscinas, contribuye a una mayor deshidratación. En estas circunstancias, la barrera hidrolipídica de la piel se ve alterada y deja más vulnerable a la piel.

Externamente la deshidratación de la piel se traduce en su aspecto; aparece más reseca, opaca y en muchos casos, dependiendo de la edad, en la aparición de un mayor número de arrugas. Esto se observa fundamentalmente en el rostro, una de las zonas más expuestas a los rayos solares en esta época del año. Así, hoy se sabe con certeza que el sol es el mayor responsable del envejecimiento de la piel y la exposición a sus rayos durante el verano aumentan notablemente, ya que la mayor parte de las actividades tienen lugar al aire libre.

Los profesionales aconsejan que, durante el verano, para conservar la integridad de la piel y mantener su función de barrera es fundamental adoptar una rutina diaria de limpieza, hidratación y fotoprotección. Los dos primeras rutinas; limpieza y fotoprotección han de realizarse durante todo el año ya que ayudarán a mantener la piel  flexible, sana y suave, y evitar su envejecimiento prematuro. Además, durante el verano debemos asociar la fotoprotección, un acto indispensable para proteger la piel durante el verano.

Fotoprotección e hidratación.

La fotoprotección de la piel, fundamentalmente del rostro, debe realizarse diariamente, Debemos olvidarnos de que sólo debemos utilizar el fotoprotector cuando vamos a la playa o la piscina y vamos a tomar el sol. Diariamente se recomienda la utilización de un hidratante para el rostro que contenga además en sus componentes un factor de protección no menor que 15. Pasear por la calle, comer en una terraza, o salir de compras son actividades rutinarias que nos exponen al sol y debemos protegernos.

Además, la hidratación es un gesto que debemos reforzar cuando llega el verano y para ello os quiero hablar de la Jojoba; una planta autóctona de las regiones desérticas del sudoeste de Estados Unidos y del noroeste de Méjico, de cuyas semillas se extrae un aceite que cuando es puro tiene un color brillante, de oro. A diferencia de otros aceites no tiene triglicéridos por lo que es estable y no se oxida.  La característica principal de este Aceite de Jojoba es que estructural y químicamente es muy similar a la grasa humana, la  producida por las glándulas sebáceas de la piel. Contiene ácido linoléico y hasta un 96% ceramidas que le confieren un aspecto denso y untuoso.  Gracias a esta riqueza en ceramidas, hidrata en profundidad las pieles secas, ayuda a la regeneración celular y aumenta la elasticidad de la piel. Por ello, es muy aconsejable durante el embarazado para evitar la aparición de estrías. Además, gracias a su contenido en vitamina E, protege a la piel de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro.
Los indios americanos, atribuyéndole propiedades mágicas, utilizaban el aceite de Jojoba como restaurador y acondicionador del cabello, alimento, medicina e incluso como protector de la piel frente a las fuertes radiaciones solares del desierto.

También son reconocidas sus propiedades para el pelo. Utilizado con regularidad, el Aceite de Jojoba aporta flexibilidad, hidratación, brillo y suavidad al cabello. Es un excelente acondicionador para el cabello, que regula la grasa por lo que contribuye a evitar su caída.

Mi consejo es utilizar preparados de Aceite de Jojoba extraído 100% natural, extraído por primera presión en frío y de venta en farmacias, que reúnan las garantías de calidad suficientes.


Deja un comentario

¿Tengo alergia o resfriado? Problemas de salud en primavera

Alergia en primaveraCuando llega la primavera, uno de los problemas de salud más importante es la alergia.

Hace unas semanas estábamos contentos porque llegaba la primavera con esas subidas de temperaturas y luminosidad que aceleran nuestra vitalidad y mejoran el ánimo. Sin embargo, hace escasos días las lluvias y las bajadas de temperaturas han vuelto a acompañarnos…

En esta situación, muchas personas se ven ahora acompañadas de estornudos, congestión nasal, molestias en la garganta y ojos, etc… Aunque estos síntomas son propoas de las alergias primaverales, ¿Cómo diferenciarlo de un simple resfriado? Si te encuentras en esta situación, aquí te dejo algunas claves para averiguar cual es tu problema:

¿Son intensos y continuados los síntomas?

Los síntomas de una alergia y un resfriado son similares, pero lo que te permite distinguir entre uno y otro es el modo en el que se presentan. Los estornudos, congestión, molestias nasales e irritación en garganta y ojos ante una alergia primaveral varían de intensidad y se manifiestan solo cuando estamos cerca de aquello que ocasiona la alergia (fuente de polen, por ejemplo), además los estornudos suelen ser repetitivos. En un resfriado los síntomas llegan y nos acompañarán durante todo el proceso, sin tanta intermitencia

Analiza como es la mucosidad

En los casos de alergia primaveral, la mucosidad suele ser líquida y transparente, mientras que cuando tenemos un resfriado es más espesa y dependiendo de la infección, puede aparecer color.

¿Te duele la cabeza o estás cansado?

Aunque los síntomas de una alergia primaveral en cada persona pueden variar, lo cierto es que el resfriado además presenta otros cuadros típicos como el cansancio excesivo, el dolor de cabeza y en algunos casos, fiebre. Todos estos síntomas son inexistentes en casos de alergia.

¿Cuantos días llevas con los síntomas?

Quien es víctima de una alergia primaveral con seguridad manifestará los síntomas durante toda la estación, o al menos durante las semanas en las que la concentración de partículas en el ambiente sea mayor. En el caso de un resfriado, solo durarán hasta que termine el proceso, de media una semana.

Si padeces alergia, sigue las recomendaciones de tu médico y mantente informado sobre las concentraciones de alergenos y consejos para minimizar su impacto.


Deja un comentario

Plantas medicinales en cápsulas en la farmacia

Hoy os traigo un extracto del reportaje que vi el otro día en la tele sobre Arkopharma, un laboratorio farmacéutico francés que se dedica a fabricar medicamentos de plantas medicinales. Interesante, ¿verdad? Os cuento lo que he averiguado. Cuando, en 1980, el Dr. Rombi fundó los Laboratorios Arkopharma tenía un doble y ambicioso objetivo: permitir que las personas se beneficiaran de la fitoterapia con toda la seguridad y la eficacia utilizando las últimas tecnologías y conseguir que su uso se extendiera al mayor número de pacientes posibles.

Sus trabajos de investigación y su constante trabajo han sido la clave para que este laboratorio siga siendo hoy referencia en innovación y tecnología. Sus productos más conocidos son las Arkocápsulas; las primeras cápsulas de plantas medicinales. Fiel a sus creencias de que la mayoría de los problemas de salud son debidos a una deficiente alimentación propone que las plantas medicinales y los productos naturales pueden prevenir y curar la mayor parte de los problemas de salud más frecuentes.

Esta pequeña empresa sólo formada por unos cuantos empleados en los años 80, se ha convertido en unos años en el líder en el campo de la fitoterapia con presencia en más de 65 países en los que ofrece lo mejor de las plantas medicinales en cápsulas. Si quieres saber más sobre Arkopharma pincha aquí.


Deja un comentario

Receta de pan para hacer en casa

pan bio saludableUno de los alimentos básicos de nuestra dieta ha sido siempre el pan. Hoy en día, la fabricación industrial ha ganado terreno y ya no es frecuente encontrar panes artesanos. Por eso, hoy os quiero animar a fabricar pan en casa. Una receta sencilla con ingredientes básicos. ¿Te atreves?

Pues manos a la obra, lo que necesitas es:

–  300 g de harina

 – Agua

 – Aceite de oliva

 – Una cucharadita rasa de sal

 – 7 g de levadura prensada

Para empezar, diluimos la levadura en unos 100 ml de agua tibia y la mezclamos con la harina, el aceite y la sal. Comenzamos entonces a amasar y vamos añadiendo agua poco a poco, hasta conseguir una masa homogénea y que no se nos queda pegada a las manos. Si nos pasamos con el agua, no pasa nada, se soluciona añadiendo un poco más de harina. Si tienes Thermomix, el amasado se simplificará mucho. Seguimos amasando durante varios minutos y la dejamos reposar a temperatura ambiente, en un bol tapado con papel film durante un par de horas aproximadamente. Para entonces ya habrá doblado su tamaño. Pincha aquí si quieres ver gráficamente como se elabora el pan casero.

Pasado ese tiempo le pegamos unos cortes con un cuchillo, lo espolvoreamos con harina y horneamos a 210ºC durante unos 40′. Luego se deja enfriar sobre una rejilla, aunque el pan calentito recién hecho está buenísimo.

Qué os aproveche!
Si aún queremos hacer un pan más artesano, podemos emplear masa madre natural en lugar de levadura y así obtendríais un pan tradicional, como los de pueblo de toda la vida. Eso sí, lleva más tiempo. Y si queremos hacerlo BIO, basta con buscar ingredientes obtenidos de cultivos BIO, harina y aceite de origen biológico. En esta web encontrarás distintos tipos de harina para hacer pan en casa: http://www.hacerpanencasa.com