MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

SI TE MAREAS, TOMA NOTA …. LLEGA LA HORA DE VIAJAR

596062.TIF

A veces nos marean olores fuerte o incluso una visión desagradable. Sin embargo, lo más habitual es la llamada cinetosis o lo que es lo mismo, mareos debidos al movimiento.

Nuestro cuerpo se sitúa en el espacio por combinación de señales de varios órganos; el aparato vestibular (en el oído interno), los ojos, los músculos y las articulaciones. Cuando la señal que mandan estos órganos se contradice, es cuando se produce este mareo por movimiento. Cuando viajamos, el oído manda señales a nuestro cerebro de movimiento, sin embargo, nuestros ojos no perciben ese movimiento, sobre todo si nos encontramos en el interior del barco o en los asientos centrales de los medios de transporte y aparecen los mareos.

Los síntomas que aparecen cuando nos mareamos son las náuseas y los vómitos y se agudizan cuando leemos o centramos la vista en un punto fijo inmóvil.

Algunos consejos para hacer frente a los mareos:

  • Realizar comidas frecuentes y ligeras y, sobre todo, no beber alcohol.
  • No leer, usar el móvil o mantener la vista fija en un punto.
  • No fumar y mantener ventilado y a una temperatura adecuada el espacio, evitando el calor.
  • Se aconseja conducir con suavidad, evitando cambios en la velocidad.
  • Las personas con tendencia a marearse deben ocupar los asientos con poco movimiento: en el coche, en el lugar del copiloto; en la parte delantera del autocar, en los lugares centrales del barco, etc…
  • Mantener la vista en un ángulo de 45º por encima del horizonte y buscar puntos de referencia lejanos.

 

SONY DSC

Jengibre, para los mareos de transporte

Fue en los años 80, cuando un científico descubrió por casualidad que el jengibre disminuía las náuseas. A partir de entonces, un buen número de estudios clínicos se han puesto en marcha para demostrar su eficacia en la prevención de mareos en viajes y tratar los trastornos digestivos. Aunque no se conoce su mecanismo de acción, parece ser que el jengibre actúa en el tracto intestinal en vez de hacerlo en el sistema vestibular o el centro del vómito.

La ventaja frente a otro tipo de productos es que no causa somnolencia. Este remedio natural se puede tomar en forma de comprimidos o cápsulas que encontramos en las farmacias.

Anuncios


Deja un comentario

¿POR QUÉ SE HINCHAN LAS PIERNAS EN VERANO?

funcionamiento venas

Pues así es… cuando llega el verano, la subida de las temperaturas hace que nuestras piernas se resientan. Se hinchan, “nos pesan” y sufrimos molestias como hormigueo y dolor. Eso se debe al funcionamiento de las venas, en concreto a las válvulas venosas que están en el interior su interior. Dichas válvulas permiten un solo flujo unidireccional hacia el corazón, como elemento que evita el retorno venoso. La sangre, impulsada desde el músculo y la almohadilla plantar, es dirigida siempre en sentido ascendente.

Cuando se dilatan las venas (como ocurre por efecto del calor) o cuando estas válvulas se lesionan o deterioran por el paso del tiempo, se pierde la eficiencia del retorno venoso. Al no ser capaz el mecanismo impulsor de llevar la sangre hasta el corazón, ésta tiende a estancarse en los territorios más distales, por eso se hinchan los tobillos y sufrimos las molestias que lo acompañan. La fuerza de la gravedad favorecerá este problema, junto al calor, el exceso de peso, el sedentarismo, etc…

En fases más avanzadas de este problema, aparecen las varices que en muchas ocasiones requieren intervención médica. Las plantas medicinales suponen una interesante ayuda en estos casos ya que evitará el avance de la enfermedad y ayudará a minimizar los síntomas.

Dentro del abanico de soluciones de fitoterapia, seleccionamos tres plantas medicinales: La Vid Roja, el Rusco y el Castaño de Indias.

Castaño de Indias

Vid roja

Las hojas de vid (Vitis vinífera) de la variedad tinctoria o vid roja son particularmente ricas en polifenoles, que son precisamente los responsables del color rojo que adoptan estas hojas durante el otoño. Estos polifenoles refuerzan las paredes vasculares disminuyendo su permeabilidad y evitando la salida de sangre y el edema.

Rusco

El Ruscus aculeatus es un arbusto utilizado desde hace mucho tiempo como diurético. Los estudios han demostrado que el rusco ejerce una acción venotónica, esto quiere decir que favorece la circulación de la sangre por las venas. Además, tiene activos antiinflamatorios y antiedematosos, por lo que su uso en caso de piernas cansadas resulta eficaz.

Castaño de Indias       

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es una excelente alternativa en el tratamiento de los trastornos circulatorios que afectan al territorio venoso. En las semillas se encuentran sustancias con actividad antiinflamatoria y vasoconstrictora por lo que resultan eficaces en el tratamiento de los problemas de circulación venosa.

Estas plantas medicinales suponen una ayuda, pero su resultado será mucho mejor si adoptamos unos buenos hábitos de vida; evitar el sedentarismo y el sobrepeso, limitar el consumo de sal en la dieta (para evitar la retención de líquidos) y unos hábitos correctos en cuanto a la postura (poner los pies en alto, ejercicios frecuentes si estamos mucho tiempo sentados, etc…). Pide consejo a tu farmacéutico sobre las plantas medicinales que te pueden ayudar.