MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

¿Es posible tener un vientre plano? Sí vigila tu dieta y haz gimnasia.

Los gases están siempre presentes en el aparato digestivo. Una parte de ellos los ingerimos al mismo tiempo que los alimentos y otra parte es producido durante el proceso de digestión. ¿Sabías que una persona normal puede producir hasta ¡¡ 2 litros de gases al día !! ?

Estos gases ocasionan con frecuencia un aumento del volumen abdominal y además pueden producir molestias. En las mujeres, esta situación se agudiza en los días previos a la menstruación cuando aparece más hinchazón por retención de líquidos.

No hay soluciones mágicas para hacer desaparecer el abdomen de la noche a la mañana, pero sí hay técnicas para  prevenir la aparición de gases y  mejorar la situación. Aquí van unos consejos:

  • Vigila tu salud intestinal, aquí viven millones de bacterias necesarias para el equilibrio intestinal.
  • Bebe agua en cantidad adecuada; es fundamental para evitar la retención de líquidos.
  • Evita los alimentos que producen más gases (hidratos de carbono en general) y el exceso de fibra en la dieta.
  • Vigila los lácteos, la intolerancia a la lactosa produce malestar intestinal.
  • Evita el estreñimiento.
  • Reduce el consumo de sal y aumenta en tu dieta las frutas y verduras.
  • Come lentamente para evitar la ingesta de aire y controla tu estrés.
  • Los abdominales son interesantes para fortalecer la musculatura, no dudes en ponerlos en práctica.
  • Realiza ejercicio aeróbico, este es el que utiliza oxígeno y ayuda a quemar calorías.
  • Practica el Pilates y otras técnicas que ayudan a mantener el abdomen en tensión.
  • Utiliza los complementos naturales, con plantas medicinales, que mejoran el problema.


Deja un comentario

Primavera y operación bikini … pérdida rápida de peso

Sólo con pensar que la semana que viene empieza la primavera, muchas personas comienzan a estresarse pensando que hay que quitarse el abrigo y mostrar a descubierto todo eso que hemos escondido durante el invierno.

Conviene recordar que adelgazar es posible, aunque requiere de esfuerzo y constancia. Perder peso es enemigo de la prisa, lo cual quiere decir que debemos ser pacientes y para que la pérdida de peso sea consolidada (y no volverlo a recuperar) lo mejor es hacer un programa a largo plazo.  La mayoría de las mujeres consume alimentos sanos durante la primavera y el verano, siguiendo una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y líquidos. Sin embargo, en los meses de invierno se olvidan de esos alimentos y vuelven a los platos que aportan más calorías.

Lo ideal es mantener durante todo el año un plan de alimentación sano y equilibrado, incluso permitiéndonos darnos algún capricho de forma excepcional. Hay que aumentar la actividad física a lo largo de todo el año (una gimnasia sencilla puede ser suficiente) y además, recuerda que la medicina natural te ofrece soluciones interesantes que te pueden ayudar.

La mayoría de las dietas fracasan porque se reduce la motivación y la persona no puede prolongar durante mucho tiempo dietas muy restrictivas, difíciles de cumplir y que pueden ser peligrosas para la salud.  Así que ya lo sabes, ahora es momento de empezar a cuidarse para prevenir las carreras de última hora. Recetas saludables, un poco de gimnasia y por qué no las plantas medicinales. En temas de salud … más vale prevenir que curar.


2 comentarios

¿Menos azúcar en la dieta? Di SI….

Aunque el azúcar es un nutriente imprescindible para el organismo, su exceso puede ser perjudicial tanto para la salud de personas sanas como para la de aquellas que padecen enfermedades crónicas relacionadas con el exceso de peso, por ejemplo obesidad, diabetes o hipercolesterolemia.

Por esta razón, aparecen en nutrición los Edulcorantes No Calóricos (artificiales o naturales), sustancias utilizadas para  endulzar los alimentos que no aportan calorías. Aunque su uso es frecuente, todos ellos tienen un regusto amargo que hace que no sea aceptado por todos. Además, alguno de ellos, (P. ej: Aspartamo, Sacarina) ha sido objeto de polémica en lo que respecta a su seguridad a largo plazo.

Hoy os quiero hablar de otro edulcorante de  origen natural (Sucralosa) que permite

obtener sus  efectos beneficiosos con total seguridad y con un sabor más puro.

La Sucralosa es el único edulcorante no calórico obtenido partir del azúcar convencional (sacarosa). Pese a que la Sucralosa se elabora a partir del azúcar, por ello la molécula de Sucralosa pasa por el cuerpo sin alterarse, no se metaboliza, y se elimina después de consumida. Por esta razón, no proporciona calorías. La Sucralosa es apta para todas las personas; niños, mujeres embarazadas, diabéticos, personas mayores etc…

Al no proporcionar calorías, su valor energético es de 0 Kcal/g y su poder  edulcorante es el doble que el de la Sacarina.

Según los profesionales sanitarios la Sucralosa proporciona unos  beneficios inestimables para las personas que desean adelgazar, para prevenir la obesidad y mantener la línea, la salud dental (no produce caries) y la dieta de las personas con diabetes.  Además, supera a otros edulcorantes tradicionales ampliamente aceptados socialmente (Sacarina, Aspartamo) pero muy cuestionados desde el punto de vista sanitario y toxicológico. Más de cien estudios científicos realizados durante los veinte años anteriores a su salida al mercado garantizan la seguridad de la Sucralosa.


Deja un comentario

Cuidado de la piel en invierno

Aunque no lo creamos, el invierno puede ser más agresivo para el cutis que el verano. El frío favorece la deshidratación de los tejidos y los cambios de temperatura y de humedad dificultan el mantenimiento del equilibro de la piel. Esta merece un cuidado especial durante los días fríos para evitar las sensaciones de tirantez, las irritaciones y la sequedad.

Los factores externos que con más frecuencia agreden la piel durante los meses del invierno son: el frío, el viento, la calefacción y  la contaminación que pueden hacer daño a largo plazo. Aunque es reflejo de nuestra imagen exterior, no se puede olvidar que la piel tiene una función de hidratación de los órganos internos. Por eso hay que protegerla con cuidado no sólo para mantener un rostro más joven sino también para la salud. 

Algunos consejos para soportar mejor estos meses de verano son:

Atención especial a la hidratación: el uso de cremas y mascarillas permite combatir los efectos deshidratantes de la estación fría, que vuelve la piel más sensible que durante un periodo más clemente. Si tu piel es seca necesitas más cuidado en este aspecto.

Aunque el cuidado es más importante en las zonas expuestas, hay que recordar hidratar todo el cuerpo. Tanto los labios y las manos como las rodillas y los codos se deshidratan durante los días fríos. Se recomienda el uso de fórmulas adecuadas  para todas las zonas de la dermis que pueden ser afectadas

No olvidar la utilización de un filtro solar. Los rayos del sol, que parecen más suaves en invierno que en verano,  siguen siendo agresivos. Especial atención si se practican deportes de invierno.

Evitar la exposición larga  al calor y los cambios bruscos de temperatura, como los causado por la calefacción o el agua de la ducha.

Lavar la piel y desmaquillarla con cosméticos adecuados y adaptados a tu tipo de piel.