MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

MOLESTIAS DEL VERANO Y SOLUCIONES NATURALES

Este mes de agosto es el clásico de vacaciones. No hay más que ver las grandes ciudades desiertas y las aglomeraciones en las playas.

Hoy vamos a hablar de los típicos problemas de salud de verano y cómo afrontarlos con soluciones naturales. Sí, esas picaduras de insectos, mareos durante el viaje o molestias digestivas que pueden dar al traste con nuestras vacaciones.

  • Mareos en el viaje; parece que hay personas que tienen una predisposición a marearse debido a la constitución de los órganos que intervienen en el equilibrio (oído, vista y sistema nervioso). En determinadas situaciones, como movimientos o situaciones que se repiten, estos mecanismos no se pueden adaptar y se produce el desagradable mareo. Es más frecuente en niños y mujeres y se caracteriza por una sensación de pérdida de equilibrio, vértigo, una alteración de vacío en el estómago y ganas de vomitar. La solución natural que tenemos a mano es el jengibre; se trata de una planta medicinal que relaja la válvula pilórica, situada en la base del estómago y evita las náuseas y vómitos. Sus principios activos son los gingeroles que son capaces de bloquear la aparición del vómito. Además, para evitar el mareo durante los viajes sigue los siguientes consejos:
    • Si puedes, sitúate en la parte central del vehículo (sobre todo el barco o avión), donde menos oscilaciones se produzcan.
    • Siempre es preferible ir sentado, mirando al exterior y en la misma dirección que la marcha.
    • Recuerda no realizar otras actividades (leer, escribir …) y moverte lo menos posible.
    • Ventilar el espacio, el mareo se agudiza con los olores desagradables.
    • Hacer descansos cada dos horas como mínimo y evita la conducción brusca.
    • Comer poca cantidad y alimentos fáciles de digerir.

 

  • Picaduras de insectos; Las picaduras de insectos son más frecuentes a la caída del sol y en las zonas húmedas. Son realmente molestas y pueden arruinar una jornada al aire libre. Existen remedios naturales eficaces pero para prevenir las picaduras de mosquitos. Los aceites esenciales, tanto el aceite esencial de citronela como el de geranio, actúan como repelentes naturales de los insectos. Se debe utilizar a diario, 2 gotas en el cuello del pijama o en un pañuelo en la mesilla de noche. También se puede usar un difusor de aromaterapia, vertiendo entre 5 y 10 gotas, media hora antes de acostarte. Otra opción es la utilización de pulseras repelentes de mosquitos que contienen pastillas con aceite de lavandín y citrodiol. El Aceite de Lavandín procede de una planta híbrida, es decir, un cruce natural entre el espliego y la lavanda. Dicho aceite contiene alcanfor y es conocido por sus propiedades descontracturantes y antiespasmódicos favoreciendo también el efecto repelente. El Citrodiol es una sustancia natural procedente del Eucalipto que, aunque tiene un olor desagradable, tiene un efecto repente con alto tiempo de permanencia. Las pulseras deben colocarse e muñeca o tobillo y no retirarlas mientras permanezca el riesgo de picadura.
  • Problemas gástricos: Durante las vacaciones cambian totalmente nuestros hábitos de alimentación, tanto en el tipo de alimentos, generalmente más calóricos y más alcohol, como en los horarios. Esto favorece la aparición de molestias, entre las más frecuentes se encuentran el estreñimiento, las diarreas y las digestiones pesadas. El remedio natural recomendado para los estreñimientos ocasionales es la Cáscara Sagrada. Se trata de una planta medicinal que, además de estimular el tránsito intestinal, favorece las secreciones intestinales consiguiendo una evacuación más fácil. Una capsula por la noche asegura su efecto laxante al día siguiente. Además, se recomienda beber agua en cantidad abundante para hidratar las heces y facilitar la evacuación. Las gastroenteritis y diarreas son más frecuentes por el aumento de las temperaturas que ayuda a la proliferación de microorganismos como bacterias, virus o parásitos. Ante un episodio de diarreas y vómitos lo más importante es evitar la deshidratación por lo que es recomendable tomar sueros de recuperación disponibles en la farmacia con sabores agradables también para niños. Además, también es muy adecuado tomar probióticos que nos ayuden a recuperar la flora intestinal. Finalmente, debemos hablar del cardo mariano, una planta medicinal cuyo fruto contiene tres activos (silibina, silcristina y silidianina) que forman un complejo llamado silimarina que protege el hígado. Actúa directamente sobre las células del hígado, regenerándolas y combatiendo las sustancias hepatotóxicas (alcohol y otros tóxicos de origen alimentario). Favorece la secreción de la vesícula biliar, por lo que se recomienda también en casos de digestiones pesadas. Se recomienda tomar cuando vamos a excedernos con la dieta, bien con alimentos ricos en grasas o difíciles de digerir y alcohol. Felices vacaciones!

 

 

Anuncios


Deja un comentario

¿INSOMNIO EN VACACIONES? Es posible…

insomnio en verano Este verano las temperaturas no dan tregua…. Estamos batiendo records de consumo de energía por el uso de los aires acondicionados y aun así, no dormimos. El aumento de horas de luz solar y las altas temperaturas de este verano nos impiden dormir bien. Así lo confirma una encuesta realizada por INFITO (Centro de Información de Fitoterapia) donde, además, se confirma que los cambios de hábitos pueden propiciar el insomnio de verano ya que según dicha encuesta el 67% de los encuestados reconoce acostarse más tarde en verano que el resto del año. Es un hecho que el calor afecta al sueño ya que provoca una alteración de la termorregulación corporal, nos movemos más y estamos más intranquilos. Debemos, a pesar de las vacaciones, seguir una rutina antes de dormir como por ejemplo tomar una ducha con agua templada, no utilizar dispositivos móviles ni ver la tele antes de dormir y evitar el consumo de bebidas excitantes. Beber agua abundante durante el día para mantenernos hidratados y, muy importante, no dormir con el aire acondicionado ya que puede producir problemas en la garganta y también en las cervicales o lumbares. Si a pesar de todo, nos pasamos la noche en vela, podemos recurrir a los preparados farmacéuticos de plantas medicinales. Existe una gran variedad y en función de nuestro problema de insomnio se aconseja utilizar una planta medicinal u otra. La valeriana es tranquilizante que, al contrario de lo que creemos, debemos tomarla a lo largo del día para aliviar la ansiedad. La pasiflora ayuda a mantener el sueño, por lo que se recomienda a gente que se despierta a lo largo de la noche. La amapola nos ayuda a conciliar el sueño. Y tú ¿Tienes problemas de insomnio? Te recomiendo este video para saber más sobre las plantas medicinales en casos de insomnio. ¡ Feliz y caluroso verano!


Deja un comentario

MOSQUITOS EN VERANO … SOLUCIONES CON MEDICINA NATURAL

medicina natural para mosquitosLa abundancia de lluvia este verano ha favorecido un mayor número de mosquitos y otros insectos este verano. Las lluvias hacen que se formen muchas bolsas de agua y los humedales, frecuentados por los mosquitos y otros insectos para colocar sus larvas, se encuentran llenos.

Por otro lado, a causa de la crisis, se han llevado a cabo menos tratamientos preventivos, sobre todos en pequeñas y medianas poblaciones.

Os quiero hablar hoy de una solución natural para repeler insectos: el aceite de Citronela, un aceite líquido volátil con aroma a limón característico que se extrae del comúnmente denominado Geranio de Limón. (Pelargonium graveolens). Las partes frescas de las hojas de la planta, en parte o parcialmente secadas, son destiladas para extraer el aceite esencial. Originaria de Asia Suroriental, esta planta medicinal tiene un increíble valor como repelente de insectos desde hace décadas en seres humanos, ropa, y áreas de recreo. También es utilizado en animales domésticos para repeler insectos.

Su  mecanismo de acción se explica por un efecto sobre las terminaciones sensitivas y un bloqueo de la percepción química de los insectos. De esta manera, los ahuyenta pero no los mata, ni contamina el medio ambiente. Sus principales ventajas son: baja toxicidad, alta tolerancia y agradable olor. En la farmacia puedes encontrar pulseras que incorporan este producto y repelen los insectos.

Los productos naturales son más seguros para su uso en humanos y tienen un alto valor ecológico comparado con los repelentes sintéticos que siempre presentan algo de toxicidad y no son biodegradables.

Además, te traigo hoy varias recomendaciones para evitar las picaduras de mosquitos en verano, especialmente abundantes en zonas costeras y en algunas zonas montañosas del interior. Aurora Garre, asesora médica de Cinfa, aconseja aplicar estas diez medidas preventivas:

 1. Evitar las áreas donde los insectos tienen sus nidos o donde más asiduamente acuden: cubos de basura, balsas con agua, comidas y dulces sin tapar y jardines en flor.

2. No salir, en la medida de lo posible, entre el anochecer y el amanecer, ya que es el momento en el que los mosquitos pican habitualmente.

 3. No utilizar colonias que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, ya que atraen a los insectos.

 4. Mantener una correcta higiene corporal, porque también la sudoración y los olores fuertes, como el de los pies, le invitan a picar.

 5. Usar ropa que cubra la piel: manga larga, pantalones largos y calcetines, así como evitar los colores oscuros y brillantes, que atraen a los mosquitos.

 6. Sacudir la ropa antes de usarla si la hemos tendido en el exterior.

 7. Dejar la luz apagada si tenemos la ventana abierta, ya que los mosquitos acuden a la luz.

 8. Emplear mosquiteras para la cama o cuna fijándolas bajo el colchón.

9. Usar repelentes de insectos y seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo de aplicación y la frecuencia de empleo.

10. Consultar al farmacéutico para asesorarte acerca del tratamiento más adecuado para cada persona. Además, si vas a visitar un país en desarrollo, es recomendable acudir a un centro especializado en medicina del viajero o consultar con un médico antes de partir.


Deja un comentario

Consejos para prevenir el síndrome post vacacional

Hace unos días hablábamos del síndrome post vacacional y la dificultad de la vuelta al trabajo… Ahora que las vacaciones tocan a su fin te recordamos algunos consejos para hacerlo más llevadero.

  1. Siempre que puedas, divide el periodo de vacaciones de modo que puedas disfrutarlas en dos periodos.
  2. No demores en exceso la vuelta y regresa tres o cuatro días antes nos ayudará a la readaptación.
  3. No es recomendable comenzar un lunes. Es preferible volver un día diferente de la semana, así reduciremos el impacto psicológico de vuelta al trabajo.
  4. Retoma la vuelta al trabajo con una actitud positiva, con visión de reencuentro con la normalidad.

Ah! Algo que debemos intentar conseguir (no solo ahora, sino durante todo el año) es que nuestro entorno de trabajo tenga un ambiente favorable. Intentemos basar siempre nuestra relación con jefes y compañeros en una comunicación fluida. Así, la vuelta nunca estará condicionada por lo que nos espera al llegar a la oficina.

¿A que muchos de vosotros al volver os habéis planteado que aún quedan 11 meses para volver a descansar? Este planteamiento nos lleva directamente al síndrome post vacacional. Deberíamos plantearnos que volvemos con energía renovada, nunca contando el tiempo como una cuenta atrás. Hay que aprovechar cada momento como si fuera único (que realmente lo es).

Traigo aquí unas palabras de Voltaire con respecto al trabajo: “Es una forma de ganarse la vida, es el antídoto del ocio, origen de todos los vicios; y sobre todo, nos proporciona la oportunidad de ser útiles a la sociedad a la que pertenecemos”. Ahí queda eso.

Tomemos el regreso al trabajo con esa filosofía y  ¡¡feliz regreso de vacaciones!!


Deja un comentario

Disfruta del sol pero cuida la salud de tu piel

El sol es el motor del verano y fuente de salud. Durante los meses de verano brilla con más fuerza, nos acompaña durante más horas y nos anima a realizar actividades al aire libre. Sus efectos positivos se reflejan en nuestra piel, en nuestro estado de ánimo e incluso en nuestros huesos, que se refuerzan indirectamente por la producción extra de vitamina D.

Pero, cuidado, hay contraindicaciones y una exposición prolongada y sin la debida protección puede generarnos más problemas de salud que beneficios.

Hay que tomar las debidas precauciones antes de exponernos al sol y recordar el uso de cosméticos protectores para evitar los efectos negativos del sol. Además, la exposición excesiva al sol puede provocar envejecimiento cutáneo prematuro e incluso fomentar la aparición de patologías más graves como el cáncer de piel. Cuando nos exponemos al sol inciden en nuestro cuerpo dos tipos de rayos principales: los infrarrojos, que producen calor, y los ultravioleta, responsables de las alteraciones visibles de la piel (el bronceado, por ejemplo). Para defenderse de estos últimos, nuestro organismo produce de forma natural un pigmento protector llamado melanina, pero sólo las personas de tez muy oscura tienen la cantidad suficiente para exponerse al sol sin correr riesgos. Aquellos con pieles más claras y sensibles deben recurrir a protectores artificiales para evitar los efectos dañinos de los rayos.

Además de los fotoprotectores por vía tópica, cremas directamente aplicadas en la piel, son recomendables los fotoprotectores en cápsulas que preparan la piel desde dentro para minimizar los efectos secundarios del sol y prevenir el enrojecimiento y otros problemas que genera el sol en la piel; sequedad, arrugas, etc…. Con frecuencia estos productos llevan betacaroteno y otros productos de fitoterapia, búscalos siempre en la farmacia.


Deja un comentario

En verano, la Vid Roja siempre a mano


Con el verano llega el momento de lucir las piernas. Sin embargo, antes de hacerlo es recomendable tomar ciertas medidas para que, además de bonitas, se muestren saludables a pesar del calor.
Las piernas necesitan unos cuidados especiales para favorecer la circulación, evitar la pesadez y otras molestias que aparecen al final del día cuando llegamos a casa. Sólo hay que recordar
esta extraña palabra: flebotónicos. Son compuestos naturales extraídos de plantas medicinales con actividad tonificante en venas y capilares. Son efectivos tanto para mejorar los síntomas como para frenar su evolución. Otros consejos interesantes:
– El ejercicio físico y la gimnasia, caminar es beneficioso casi para todo, pero para el tema que nos ocupa es fundamental, porque andar es la manera más fácil de poner el sistema circulatorio en marcha.
– Las medias de compresión. En verano dan pereza, pero en invierno son aliadas imprescindibles para una buena circulación. Hay que pedir consejo al médico o farmacéutico.
– Los masajes. La presoterapia y el drenaje linfático son los más adecuados para atenuar los problemas de circulación y mejorar la salud de nuestras piernas.
– Y recordar evitar: la ropa ajustada, los tacones, el tabaco y el sobrepeso. Son enemigos de la circulación ya que dificultan que la sangre fluya con facilidad.
La fitoterapia ofrece distintas plantas medicinales que contienen activos flebotónicos. Pueden ser administrados en forma de gel o crema sobre las piernas, siempre mediante un ligero masaje ascendente, o bien ingeridos en forma de preparados farmacéuticos (cápsulas, viales, etc…) con las garantías de calidad, seguridad y eficacia.
Según una encuesta de INFITO (Centro de investigación de fitoterapia), las plantas destinadas a aliviar los problemas venosos en las piernas se encuentran entre las más demandadas. Al tratarse de un problema crónico, es importante la constancia y alternar períodos de tratamiento con períodos de descanso.
Ya sabes, si tienes tendencia a padecer este problema, pon manos a la obra, por que los problemas de mala circulación se acentúan con la llegada del calor.


Deja un comentario

Por fin llega el sol…. ¿Estamos preparados?

Los beneficios del sol para el organismo son numerosos; es fundamental para que nuestro cuerpo sintetice vitamina D (y fortalecer nuestros huesos), contribuye a nuestra salud emocional, previniendo la depresión y evitando el insomnio, mejora numerosos problemas de la piel como puede ser la psoriasis y el acné y un largo etcétera. Además de estos beneficios que no son observados a simple vista, otro efecto inmediato tras la exposición al sol es la aparición del deseado bronceado. Esta pigmentación es el sistema de defensa que tiene la piel para defenderse de los efectos nocivos de los rayos solares. Cuando hablamos de bronceado tenemos que hablar de la melanina, un pigmento fabricado por los melanocitos, células que se encuentran en la capa profunda de la epidermis. Bajo la acción de los rayos ultravioletas, se incrementa la producción de melanina provocando una hiperpigmentación, es decir, el deseado bronceado.

Pero, cuidado… la exposición al sol sin tomar las debidas precauciones siempre resulta peligrosa para la salud. Las radiaciones ultravioletas del sol (UVA y UVB) también generan radicales libres y producen agresiones en la piel, en particular en la membrana celular. Aunque la melanina, absorbe una parte de estos rayos, frenando el envejecimiento, en ocasiones resulta insuficiente para neutralizar su efecto.

 Hoy vamos a hablar de activos naturales (antioxidantes e hidratantes) que pueden contribuir positivamente en el proceso del bronceado actuando a dos niveles: por una parte favorecen el bronceado y por otra, neutralizan los procesos oxidantes y de envejecimiento de las radiaciones solares sobre la piel, aportando seguridad al bronceado.

El más destacado es el betacaroteno que, una vez absorbido, una parte se deposita en la piel, garantizando una óptima fotoprotección y favoreciendo el bronceado. En general, la exposición a los rayos ultravioletas conlleva una disminución de los niveles de sustancias antioxidantes en la piel y la sangre. Por lo tanto, una fotoprotección eficaz requiere tomar una cantidad suficiente y continua de activos para garantizar sus niveles adecuados en la sangre y la piel. Licopeno, vitamina E, aceite de borraja, aceite de onagra, etc… son activos interesantes. Hoy en día, la cosmética oral (preparados en cápsulas con activos beneficiosos para la piel) ha evolucionado y existe preparados específicos para preparar la piel antes de la exposición solar.

Por último, hay que recordar que el betacaroteno alcanza su nivel adecuado de concentración el día 15 después del inicio de su administración, de ahí que se recomiende comenzar la toma unos 15 días antes de la exposición solar.