MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

DIETA EQUILIBRADA Y SALUDABLE PARA ADELGAZAR

medicina natural dietaTras más de cuarenta años de experiencia nutricionista, el doctor Pierre Dukan se hizo famoso hace unos cuantos años por su revolucionaria dieta. La dieta Dukan es hiperproteica y propone adelgazar a base de una lista de los 100 alimentos autorizados de los que puedes comer a voluntad, sin contar calorías y sin pasar hambre.

Sin embargo los efectos secundarios a la dieta y los peligros que puede suponer para la salud ha ocasionado que el colegio de médicos francés haya anunciado ahora la expulsión de Pierre Dukan (Argel, 1942), autor de la célebre dieta hiperproteica. La decisión ha sido adoptada por la cámara disciplinaria, que en la práctica no tendrá ningún efecto porque el propio Dukan ya se había dado de baja de este organismo en abril de 2012, poco después de su jubilación, en desacuerdo con sus colegas.

Pese a ello, la orden de médicos mantuvo el proceso disciplinario contra Dukan, autor de un método que, según él, ha llegado a 40 millones de personas. La dieta, basada en alimentos de alto contenido proteico, ha provocado las críticas de muchos colegas, que consideran que puede crear desequilibrios alimentarios en los pacientes. Dukan asegura que, gracias a su método, muchos pacientes han podido perder peso por tan solo seis euros, que es el precio de su libro, del que ha vendido 13 millones de ejemplares.pierre-dukan-adelgazarUn buen número de profesionales son de la opinión de que las dietas hiperproteícas se realizan a expensas de una reducción drástica en el consumo de hidratos de carbono y grasas. De tal modo, el organismo se ve obligado a recurrir a los depósitos de grasa, para obtener energía a través de la movilización de los mismos. Aunque esto puede ser efectivo en un primer momento para adelgazar, a largo plazo, afecta funciones vitales del organismo, ya que sobrecarga órganos como los riñones y el hígado, que pueden sufrir secuelas importantes. Al mismo tiempo, tiene efectos secundarios sobre las funciones que dependen de un adecuado suministro de grasas y carbohidratos, ya que son inmediatamente limitadas. De este modo, se sabe que los órganos más vulnerables a esta restricción son los músculos y el cerebro.  Por ello estas dietas suelen ir acompañadas de fatiga y  deterioro del rendimiento general.

Sin embargo Dukan sigue defendiendo su dieta y explica que “ha frenado la progresión del sobrepeso”. Como siempre venimos haciendo desde este blog,  debemos recordar la importancia de perder peso pero sin perder la salud, y esto solo se consigue con una dieta equilibrada, que contenga todos los nutrientes y siguiendo unos hábitos saludables. Además, se recomienda aumentar la práctica de ejercicio físico y cuando sea necesario un complemento de plantas medicinales (medicina natural).

Anuncios


Deja un comentario

CANCER DE MAMA Y MEDICINA NATURAL

El pasado 19 de Octubre se celebró el día mundial del cáncer de mama y no quiero dejar pasar ese día sin brindar mi particular homenaje a este problema que afecta a tantas mujeres en España. Desde luego hay motivo para la esperanza. Aunque la incidencia de este tipo de cáncer es elevada; una de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida, la supervivencia ha mejorado notablemente en los últimos años. Las mamografías periódicas y el avance de los tratamientos permiten tasas de curación del 90%.Medicina natural cancer de mama

Por eso la campaña de este año estaba protagonizada por una mujer superviviente de cáncer de mama que lanza un mensaje positivo al resto de mujeres sobre la superación de la enfermedad: “YO HE SUPERADO UN CÁNCER DE MAMA”.

A raíz de las noticias publicadas los últimos días, me ha llamado la atención un nuevo método, basado en la aplicación de frío, para evitar la caída del cabello que aparece cuando se aplica la quimioterapia. Está claro que cuando aparece el cáncer de mama, lo primero es curarse, pero el aspecto físico también es importante para que no decaigan el ánimo, las fuerzas y el empeño para recuperarse. Así, este método, congela las células del cuero cabelludo, se quedan “dormidas” y se evita que los folículos pilosos absorban la quimioterapia y el pelo se caiga. Se había hecho aplicando bolsas de hielo directamente sobre la cabeza, pero esto producía quemaduras y fuertes dolores de cabeza, además el frío no era uniforme en toda la cabeza, con lo cual no se conseguían buenos resultados.

Desarrollado en Japón, se trata de una especie de aparato de aire acondicionado que tiene en el extremo un gorro de silicona con unos sensores que van bajando la temperatura del cuero cabelludo de manera progresiva hasta los 5 grados. Después se cubre con otro casco de neopreno que salva las orejas. Unos 20 o 30 minutos antes de comenzar a administrar la quimioterapia, se coloca del casco y se comienza a bajar la temperatura. Una vez que acaba el tratamiento, se mantiene más o menos según el peso corporal y el tipo de fármaco que se administre. Los resultados son alentadores; un estudio ha evaluado a 6.000 mujeres de todo el mundo y un 83% de ellas no han perdido el cabello, aunque sí se ha detectado que cambia un poco la textura, se vuelve más fino y débil, pero no llega a caerse.

Desde luego que el aspecto emocional es importante a la hora de afrontar el tratamiento y también lo es mitigar los efectos secundarios de los medicamentos y la quimioterapia.

medicina natural cannabis

Y como siempre la medicina natural tiene cabida en este blog, hoy os quiero plantear los usos médicos del cannabis que están ahora mismo en proceso de estudio. El cannabis o marihuana  es la droga más consumida en nuestro país y tras su consumo aparece una sensación de euforia y bienestar y cierto grado de trastornos de la coordinación. Sin embargo hay estudios que apuntan a su eficacia, por ejemplo para las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia contra el cáncer. Hablamos en este caso del “uso medicinal” del cannabis, que no obstante no está autorizado en apenas ningún país. Otros problemas que mejoran con el uso del cannabis son la anorexia que se produce en casos de SIDA y en casos de dolor crónico, en especial el dolor de origen neurológico.

Otras enfermedades en las que se está estudiando su posible uso son la epilepsia o la depresión, sin contar todavía con resultados concluyentes.


Deja un comentario

El síndrome premenstrual no es una enfermedad pero…. Afecta a nuestra salud

¿Sabías que unas 800.000 mujeres en España ven alterada su rutina diaria por el síndrome premenstrual? Es más, un 75% de ellas no se plantea acudir a la consulta del médico porque no lo considera una enfermedad a pesar de que merma la salud de forma considerable a quien lo padece.

 Los datos estiman que los síntomas del síndrome premenstrual afectan en mayor o menor medida a un 80% de las mujeres y la duración media es de tres días. Y ¿Cuáles son esos síntomas?  Sensibilidad mamaria, dolor de cabeza o muscular, retención de líquidos o aumento de peso son los más frecuentes y aparecen en un 45,7% de las mujeres.

También puede aparecer irritabilidad (29,2%), ganas de llorar, sensibilidad al rechazo (24,7%), apetito excesivo y antojos de comida (21,6%), fatiga o falta de energía (21%), además de la pérdida de interés en casa (7,1%), en el trabajo (6%) y en la vida social (5,6%).

Cuando estos síntomas afectan a la calidad de vida de la mujer, podemos optar por soluciones de medicina natural, existen plantas medicinales que sin efectos secundarios pueden aliviar el problema. La Onagra (Oenothera biennis) es la planta más reconocida para ello gracias a que de sus semillas se obtienen AGE (Ácidos grasos esenciales), en particular Ácido linoléico y gammalinolénico.  Dichos ácidos son precursores de las prostaglandinas, unas sustancias que se encuentran en déficit los días previos a la menstruación.  Hay que tener en cuenta que para asegurar el contenido en AGE de los preparados de Onagra deben ser extraerse de las semillas por primera presión en frío. Sólo así se asegura su calidad  farmacéutica y, por tanto, su eficacia.

Recuerda que los tratamientos han de ser prolongados. Por ello, aunque se note mejoría, se debe seguir el tratamiento unos tres meses, descansar unos 15 días y volver a retomarlo.