MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

¿POR QUÉ SE HINCHAN LAS PIERNAS EN VERANO?

funcionamiento venas

Pues así es… cuando llega el verano, la subida de las temperaturas hace que nuestras piernas se resientan. Se hinchan, “nos pesan” y sufrimos molestias como hormigueo y dolor. Eso se debe al funcionamiento de las venas, en concreto a las válvulas venosas que están en el interior su interior. Dichas válvulas permiten un solo flujo unidireccional hacia el corazón, como elemento que evita el retorno venoso. La sangre, impulsada desde el músculo y la almohadilla plantar, es dirigida siempre en sentido ascendente.

Cuando se dilatan las venas (como ocurre por efecto del calor) o cuando estas válvulas se lesionan o deterioran por el paso del tiempo, se pierde la eficiencia del retorno venoso. Al no ser capaz el mecanismo impulsor de llevar la sangre hasta el corazón, ésta tiende a estancarse en los territorios más distales, por eso se hinchan los tobillos y sufrimos las molestias que lo acompañan. La fuerza de la gravedad favorecerá este problema, junto al calor, el exceso de peso, el sedentarismo, etc…

En fases más avanzadas de este problema, aparecen las varices que en muchas ocasiones requieren intervención médica. Las plantas medicinales suponen una interesante ayuda en estos casos ya que evitará el avance de la enfermedad y ayudará a minimizar los síntomas.

Dentro del abanico de soluciones de fitoterapia, seleccionamos tres plantas medicinales: La Vid Roja, el Rusco y el Castaño de Indias.

Castaño de Indias

Vid roja

Las hojas de vid (Vitis vinífera) de la variedad tinctoria o vid roja son particularmente ricas en polifenoles, que son precisamente los responsables del color rojo que adoptan estas hojas durante el otoño. Estos polifenoles refuerzan las paredes vasculares disminuyendo su permeabilidad y evitando la salida de sangre y el edema.

Rusco

El Ruscus aculeatus es un arbusto utilizado desde hace mucho tiempo como diurético. Los estudios han demostrado que el rusco ejerce una acción venotónica, esto quiere decir que favorece la circulación de la sangre por las venas. Además, tiene activos antiinflamatorios y antiedematosos, por lo que su uso en caso de piernas cansadas resulta eficaz.

Castaño de Indias       

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es una excelente alternativa en el tratamiento de los trastornos circulatorios que afectan al territorio venoso. En las semillas se encuentran sustancias con actividad antiinflamatoria y vasoconstrictora por lo que resultan eficaces en el tratamiento de los problemas de circulación venosa.

Estas plantas medicinales suponen una ayuda, pero su resultado será mucho mejor si adoptamos unos buenos hábitos de vida; evitar el sedentarismo y el sobrepeso, limitar el consumo de sal en la dieta (para evitar la retención de líquidos) y unos hábitos correctos en cuanto a la postura (poner los pies en alto, ejercicios frecuentes si estamos mucho tiempo sentados, etc…). Pide consejo a tu farmacéutico sobre las plantas medicinales que te pueden ayudar.

Anuncios


Deja un comentario

Las varices ¿estética o salud?

Las varices que se pueden apreciar a simple vista son venas dilatadas porque la sangre no puede fluir con normalidad. Los síntomas que provocan son pesadez de piernas, calambres, picores, incluso dolor en alguna ocasión.

Este problema llega a afectar a una de cada diez personas, aunque si nos centramos en la mujer, estas cifras pueden llegar a una de cada tres.

El problema tiene su origen en el mal funcionamiento de unas válvulas que las venas tienen en su pared interior. Estas válvulas aseguran que la sangre fluya hacia delante y cuando fallan, ésta se acumula y aparecen las varices.

Indudablemente, en sus primeras fases se trata de un problema estético pero más adelante se produce un verdadero problema de salud ya que las varices pueden sangrar o aparecer flebitis (inflamación de la vena) y trombosis (coágulos en el interior de las  venas).

Aunque este problema puede afectar a todo el mundo, ya hemos dicho que las mujeres son más sensibles al problema, sobre todo durante el embarazo y en grupos de población que pasan mucho tiempo de pie al día.  Los expertos aconsejan no estar mucho tiempo sentado con las piernas cruzadas, permanecer de pie sin moverse o llevar ropa muy ajustada.

Además, hoy os quiero hablar de la Vid Roja, una planta interesante para aliviar el problema de las varices. Contiene activos que protegen las paredes de las venas y facilitan su contracción ayudando a la circulación dela sangre. La Vid Roja mejora los síntomas de la mala circulación en las piernas como la sensación de piernas cansadas y mejora el aspecto de las varices.


1 comentario

Biocuidados: ¡Ay, las varices!

VaricesNo es un moratón esa nueva mancha que te ha aparecido en las piernas. Es una variz, y ahí se va a quedar, y lo más seguro es que no lo haga en solitario.
Las varices son una enfermedad que sufren una de cada 10. Bien es cierto que quienes más las sufren son las mujeres a partir de los 40 años, pero como toda regla, tiene su excepción, y también pueden aparecer en las piernas de la gente joven. La comodidad de la vida sedentaria sobre la que la mayoría nos hemos asentado puede pasarnos este tipo de factura.

Las varices ocurren por un mal funcionamiento de las válvulas venosas de las piernas. En una situación normal, las válvulas de las venas están para ayudar a la sangre a que retorne de nuevo al corazón y no caiga por efecto de la gravedad.

Los embarazos, las trombosis, la obesidad, o simplemente la predisposición genética, hacen que las válvulas sean propensas a debilitarse y ensancharse, provocando que la sangre se estanque en las venas y estas se tornen gruesas. También aparecen hormigueos, hinchazón o dolor, y se vuelven de color azul o rojo, como unas pequeñas ramificaciones en forma de tela de araña.

¿Cómo le pongo remedio?

Hojas de hamamelis

Hojas de hamamelis

Hay dos vías, desde dentro o desde fuera del organismo. Es decir, a través de la alimentación o con ejercicio físico. Veámoslas detenidamente.

Algunos alimentos son excepcionales en la prevención de las varices. La lechuga es un actor directo en contra de este problema. La espinaca y la cebolla contribuyen a mejorar la actividad cardiaca y el funcionamiento de las hormonas. El brócoli y los guisantes verdes previenen los calambres, la leche y la levadura ayudan al mantenimiento cutáneo y subcutáneo. La piña y la naranja mejoran la circulación sanguínea de nuestro organismo.
La corteza del castaño de Indias aumenta la resistencia de los capilares, disminuye su permeabilidad y tiene un efecto antiinflamatorio y antiedematoso, mejorando la circulación. Y por último, las hojas de hamamelis contienen flavonoides, que aumentan la resistencia de las pequeñas venas y capilares y aportan propiedades antioxidantes que protegen la pared de las venas y los capilares.

Con la práctica de yogaterapia podemos encontrar una forma perfecta para combatirlas. Acostarse sobre una colchoneta con poco grosor, levantar firmes las dos piernas juntas y los glúteos, mientras se inspira aire por la nariz, conteniendo el aire durante un minuto y exhalando en dos tiempos por la boca mientras se bajan las piernas, es la mejor postura de esta práctica para prevenir las varices.

¿Qué pueden originar?

Las varices pueden ocasionar trombosis

Las varices pueden ocasionar trombosis

En función del tamaño que tengan, pueden tener diferentes repercusiones.

Pequeñas
Normalmente, tan sólo son un problema estético, pero pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

Medianas
Con la edad, suelen producir flebitis superficiales dolorosas, o pequeñas varicorragias (sangrado de una vena).

Grandes
Afectan considerablemente a la salud y debemos acudir al médico. Pueden producir dolor, úlceras y oclusiones de las venas por trombosis (tromboflebitis).


1 comentario

Biocuidados: Piernas cansadas

¿Piernas pesadas, hinchadas o con dolor?

¿Piernas pesadas, hinchadas o con dolor?

Los problemas circulatorios están condicionados por una serie de factores determinantes: la edad, el sexo, la herencia genética, el embarazo, la menopausia… Pero en los últimos años, se van añadiendo otra serie de factores que cada vez van ganando más terreno: trabajos sedentarios, falta de ejercicio, una alimentación inadecuada, el exceso de peso..

VID ROJA

Para aliviar las piernas cansadas

La Vid roja contiene taninos y antocianósidos que ejercen una beneficiosa actividad venoprotectora. Su actividad vitamínica P proporciona una mayor resistencia de las paredes venosas y una disminución de la permeabilidad de los capilares, impidiendo así la formación de edemas dolorosos. Además, como antioxidante, permite luchar contra la formación de radicales libres, poco beneficiosos en los trastornos circulatorios.

CASTAÑO DE INDIAS

Contra las varices

El Castaño de Indias ha desmostrado tener unas excelentes propiedades en el tratamiento de las varices. A su actividad vitamínica P se añade su importante efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor que se tradce en una mejora de la circulación sanguínea. Por otra parte, la hoja de Hamamelis contiene taninos y flavonoides. Los taninos mejoran la tonicidad de los capilares favoreciendo la vasoconstricción, mientras que los flavonoides disminuyen la permeabilidad capilar y aumentar la resistencia venosa.

¿MÁS MOLESTIAS EN VERANO? FRÉNALAS CON RUSCO

La raíz de Rusco es rica en principios activos venoprotectores. Su actividad, fundamentamente vetónica, favorece la concentración de las fibras musculares venosas y, por lo tanti, la circulacion sanguínea. Además, al ser diurético y antiinflamatorio, resulta muy útil en caso de edema y dolor. Su actividad e principalmente efectivaen presencia del calor, lo que la convierte en la planta más eficaz para el alivio de los síntomas venosos que se agudizan en verano.


Deja un comentario

Biocuidados: Antioxidantes contra el síndrome de las piernas cansadas.

piernas cansadas

El 80 % de las personas adultas sufren el síntoma de las piernas cansadas aunque son las mujeres las que tienen una mayor predisposición a sufrirlo.

La edad, la herencia genética y el agravante de ser mujer, son algunos de los factores que condicionan la aparición de la  insuficiencia venosa o síndrome de piernas cansadas. Además, si somos víctimas de malos hábitos como el sedentarismo, el tabaco o la falta de ejercicio o una alimentación incorrecta, loa riesgos de sufrir problemas circulatorios aumentan.

Estos problemas pueden solucionarse con unos buenos hábitos de vida aunque en ocasiones sea necesario recurrir a una ayuda natural extra, los antioxidantes, los taninos y los antocianósidos.

Para aliviar las piernas cansadas podemos recurrir a la vid roja, una planta con una actividad venoprotectora muy beneficiosa. Su actividad vitamínica P proporciona una mayor resistencia de las paredes venosas y una disminución de la permeabilidad de los capilares impidiendo así la formación de edemas dolorosos. Además, como antioxidante permite luchar contra la formación de radicales libres, poco beneficioso en los trastornos circulatorios.

Aunque si queremos aumentar la efectividad del efecto sanador de la vid roja, el castaño de indias se configura como un complemento perfecto. El castaño de indias ha demostrado tener unas excelentes propiedades en el tratamiento de las varices. Sus activos ejercen una actividad vitamínica P que aumenta la resistencia capilar, disminuyendo su permeabilidad y , por lo tanto, el edema. Su efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor se traduce en una mejora circulación sanguínea.