MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

SI TE MAREAS, TOMA NOTA …. LLEGA LA HORA DE VIAJAR

596062.TIF

A veces nos marean olores fuerte o incluso una visión desagradable. Sin embargo, lo más habitual es la llamada cinetosis o lo que es lo mismo, mareos debidos al movimiento.

Nuestro cuerpo se sitúa en el espacio por combinación de señales de varios órganos; el aparato vestibular (en el oído interno), los ojos, los músculos y las articulaciones. Cuando la señal que mandan estos órganos se contradice, es cuando se produce este mareo por movimiento. Cuando viajamos, el oído manda señales a nuestro cerebro de movimiento, sin embargo, nuestros ojos no perciben ese movimiento, sobre todo si nos encontramos en el interior del barco o en los asientos centrales de los medios de transporte y aparecen los mareos.

Los síntomas que aparecen cuando nos mareamos son las náuseas y los vómitos y se agudizan cuando leemos o centramos la vista en un punto fijo inmóvil.

Algunos consejos para hacer frente a los mareos:

  • Realizar comidas frecuentes y ligeras y, sobre todo, no beber alcohol.
  • No leer, usar el móvil o mantener la vista fija en un punto.
  • No fumar y mantener ventilado y a una temperatura adecuada el espacio, evitando el calor.
  • Se aconseja conducir con suavidad, evitando cambios en la velocidad.
  • Las personas con tendencia a marearse deben ocupar los asientos con poco movimiento: en el coche, en el lugar del copiloto; en la parte delantera del autocar, en los lugares centrales del barco, etc…
  • Mantener la vista en un ángulo de 45º por encima del horizonte y buscar puntos de referencia lejanos.

 

SONY DSC

Jengibre, para los mareos de transporte

Fue en los años 80, cuando un científico descubrió por casualidad que el jengibre disminuía las náuseas. A partir de entonces, un buen número de estudios clínicos se han puesto en marcha para demostrar su eficacia en la prevención de mareos en viajes y tratar los trastornos digestivos. Aunque no se conoce su mecanismo de acción, parece ser que el jengibre actúa en el tracto intestinal en vez de hacerlo en el sistema vestibular o el centro del vómito.

La ventaja frente a otro tipo de productos es que no causa somnolencia. Este remedio natural se puede tomar en forma de comprimidos o cápsulas que encontramos en las farmacias.

Anuncios


Deja un comentario

MIEL ¿REMEDIO NATURAL PARA EL RESFRIADO?

medicina natural miel

 

Las estadísticas dicen que los adultos, de media, nos resfriamos entre dos y tres veces al año. Si estudiamos la incidencia en los niños menores de dos años vemos que es mucho más frecuente, llegando a alcanzar unas seis veces al año. Los síntomas duran entre una semana y 10 días, aunque en ocasiones se prolongan más, y los más frecuentes son tos, congestión nasal, malestar general, etc… Aunque no es una enfermedad grave, el resfriado puede reducir mucho la autonomía de la persona que lo padece y, por tanto, influir sobre su capacidad de trabajar, conducir o realizar otras tareas

En general, el resfriado común, al igual que la gripe, está causado por virus, por lo que tomar antibióticos es innecesario. Así el tratamiento se ha de basar en aliviar los síntomas. Muchas personas evitan tomar medicamentos de síntesis para hacerlo y optan por buscar soluciones en la medicina natural.

Uno de los remedios naturales más clásicos es la miel, un alimento habitual en nuestra alimentación. Pero ¿Es realmente efectiva la miel en casos de resfriado?

La máxima Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no halló pruebas que sustentaran los múltiples beneficios que se atribuyen a la miel. Más tarde, un estudio publicado en la revista Pediatrics sugirió que la miel podría mejorar la tos de los niños con infecciones respiratorias del tracto superior. Sin embargo, dicho estudio recibió muchas críticas por falta de rigor científico en el diseño del estudio. Existe otra reciente revisión científica sobre esta cuestión que se publicó en diciembre de 2014 en la revista The Cochrane. Según esta revisión, ningún estudio, incluido el de la revista Pediatrics, aporta pruebas sólidas a favor de la utilización de la miel como terapia para la tos.

Pero es bien verdad, y muchos lo hemos experimentado, que tomar un vaso de leche caliente con miel, antes de acostarse, nos reconforta y ayuda a descansar mejor cuando estamos resfriados. Se sabe con certeza que la leche contiene triptófano, un aminoácido que induce naturalmente el sueño, y la toma de este líquido caliente nos proporciona un efecto calmante y muy relajante.

La miel es conocida por su riqueza nutricional tanto en vitaminas (A, C, D, B1, B2, B3, B5 y B6) como en minerales (potasio, cobre, magnesio, hierro, fósforo, calcio, azufre, manganeso, yodo y sodio),  pero también aporta interesantes cantidades de ácidos grasos esenciales omega3. Y estos ácidos son los que parece ser que nos ayudan a descansar mejor y a reducir la sensación de cansancio, tanto mental como físico. Además, hay otras teoría, que dicen que la miel, por su riqueza en azúcares, hace aumentar de forma completamente natural los niveles de insulina de nuestro organismo y también se serotonina (hormona que mejora nuestro estado de ánimo y además nos relaja).

Por todo ello, y además porque está muy buena, nuestro consejo es que podemos aliviar esos resfriados tomando un vaso de leche calentito con una cucharadita de miel antes de acostarnos… pero cuidado! Sin pasarnos que este remedio natural tiene las mismas caloría que el azúcar….

 


Deja un comentario

EL BAJON POSTVACACIONAL EN LOS NIÑOS Y LA MEDICINA NATURAL

Niños de vacaciones

Según datos de la Sociedad Española para la Ansiedad y el estrés, cuando se realiza una encuesta que pregunta directamente si se ha sufrido el síndrome postvacacional (sin definir qué es) la mayoría de los trabajadores responden que sí (63% de mujeres y 51% de varones), de media un 57% población. También es cierto que un buen número de los encuestados declaran que los síntomas desaparecen en tan sólo unos días.

Lo que sí es completamente cierto es que durante las vacaciones cambian nuestros horarios y alteramos el ciclo del sueño. Por lo que además de la consabida pereza de la vuelta a las obligaciones diarias, los hábitos adquiridos durante el verano, favorecen la aparición del síndrome postvacacional.

Cuanto más desordenada haya sido nuestra vida durante el verano, más nos costará adaptarnos a la rutina. En el caso de los niños, este fenómeno se produce igual que en los adultos. Con el agravante de que sus vacaciones se prolongan durante más de dos meses, por lo que luego recuperar la normalidad cuesta un poco más.

Los datos muestran que entre un 5 y un 8 por ciento de los niños sufren los síntomas de este síndrome de “vuelta al cole”. Tristeza, apatía, decaimiento, falta de concentración, ansiedad, irritabilidad e insomnio son las principales señales que pueden indicar que un niño está afectado por el síndrome postvacacional. En los casos más extremos, el niño puede tener síntomas físicos como dolor de cabeza o de estómago, buscando evitar la asistencia al colegio.

Sin embargo, hay consejos muy sencillos que todos podemos llevar a cabo para aliviar estos problemas y hacer más llevadera la vuelta al cole de nuestros pequeños. Eso sí, los expertos aconsejan que los padres ayuden a sus hijos a recuperar la rutina escolar, por lo menos una semana antes de empezar el colegio. Aquí van algunas de las recomendaciones:

  1. Ir estableciendo, poco a poco, nuevos horarios para dormir y despertar.
  2. Evitar dejar todo para última hora. Conviene preparar los libros de texto, uniformes, materia, etc… al menos un par de semanas antes.
  3. Reencuentro con amigos. Si es posible, un buen plan es reencontrase con sus amigos unos días antes de que empiece el colegio.
  4. Actitud positiva. Buscar la parte positiva (y hacérsela saber) del reencuentro con sus amigos y las rutinas del curso.
  5. Recuperar los horarios de la comida, también poco a poco.
  6.  Retomar su ritmo de trabajo diario.

Afortunadamente hoy existen remedios naturales (medicina natural)  que nos pueden ayudar a recuperar la normalidad acortando la duración del proceso. Una de las sustancias más utilizadas es la jalea real. Según una encuesta realizada por INFITO, entre más de 2.000 personas, uno de cada cinco españoles utiliza jalea real para combatir el cansancio y, en menor medida, situaciones de convalecencia. Para Jesús Román, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, “la jalea real por su composición rica en vitaminas C, E, A y del grupo B (B1,B2, B, B6 y ácido fólico) y minerales, por sí sola constituye un excelente complemento alimentario en estados de debilidad o agotamiento físico o psíquico, por lo que se recomienda el uso de preparados de venta en farmacia para aliviar el cansancio”.

Jalea Real

Es importante destacar, que en el caso de los niños, se deben buscar preparados que reúnan las garantías de calidad y seguridad en la farmacia y, sobre todo, con las dosis adecuadas. Normalmente, la edad a partir de la cual se recomienda el consumo de jalea real son los tres años. Asimismo, el profesor Román destaca que “esta sustancia por su contenido en oligoelementos y aminoácidos esenciales como la lisina, leucina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano, valina aporta los nutrientes necesarios para los procesos del metabolismo, por lo que está indicada también para su uso durante los años de crecimiento”. En general, el síndrome postvacacional suele durar de varios días a unas semanas. No se trata de una enfermedad, por lo tanto, hay que evitar preocuparse en exceso y recordar que se puede aliviar con complementos naturales. Solo si al cabo de unas semanas los síntomas persisten y el niño sigue sin querer ir al colegio, habrá que analizar la situación porque seguramente será por otro motivo.

 

 


Deja un comentario

REMEDIO NATURAL PARA LA FIEBRE

remedio natural fiebreLa fiebre es el aumento temporal de la temperatura corporal como respuesta a alguna enfermedad. Se confirma que tenemos fiebre cuando la temperatura se sitúa por encima de estos niveles: 38° C medida en el recto, 37.5° C medida en la boca, 37.2° C medida en la axila.

En condiciones normales, la temperatura corporal normal puede variar a lo largo del día, siendo, por lo general, más alta por la noche. El ciclo menstrual, la actividad física, emociones fuertes, tras las comida, abrigarse mucho, ciertos medicamentos, temperatura y humedad altas, etc… son factores que pueden incrementar la temperatura corporal.

La fiebre es una parte importante del sistema de defensas de nuestro cuerpo frente a la infección. La mayoría de las bacterias y virus que causan las infecciones en las personas provocan la aparición de fiebre.  Aunque también aparece en adultos, muchos bebés y niños presentan fiebre alta con enfermedades virales menores. Una vez conocida la causa de la fiebre es conveniente hacerla bajar, sobre todo en niños donde puede llegar a ser muy alta y provocar situaciones más graves (convulsiones febriles por ejemplo).

Antiguamente cuando teníamos fiebre nos abrigaban más para aquello que decían de “sudar la fiebre”. Afortunadamente, hoy en día, se sabe que hay que hacer lo contrario, no abrigarse, mantener una temperatura ambiental adecuada, no muy alta, y beber abundante líquido.

Otro remedio para bajar la fiebre son los baños de agua fría. Hay que utilizar siempre un termómetro de bañera y monitorear constantemente la temperatura del agua (que debe estar a 37 grados centígrados, nunca menos).

Arkofebril termómetroLos Laboratorios Arkopharma han comercializado recientemente un remedio natural muy interesante; unos parches de gel frío llamados Arkofebril que ayudan a disminuir la temperatura corporal en caso  de fiebre. Se pueden utilizar en niños a partir de 6 meses y se venden en las farmacias.

Su mecanismo de acción es muy sencillo, al entrar en contacto con la piel, los parches absorben el calor y ayudan a disminuir la  temperatura corporal en caso de fiebre. Para usarlos correctamente, hay que despegar la película de papel protector del parche y colocarlo sobre la piel limpia y seca. Se puede potenciar el efecto frío guardando el parche en la nevera

No obstante, conviene recordar la importancia de consultar siempre al médico o farmacéutico en el caso de fiebre continuada durante días o semanas.


1 comentario

Propolis, alivia tus molestias de garganta y tos

propolis_tos_ biocuiddados_abeja-mayaLas abejas nos traen la jalea real, que nos ayuda a recuperar nuestra energía.

En invierno, usamos la Echinácea para prevenir de la gripe.

Pero para aumentar la prevención, se sugiere que se utilice con Própolis… otra sustancia de las abejas a parte de la jalea real que presenta una importante actividad antibiótica y acorta la duración del proceso y reduce los síntomas de los procesos infecciosos respiratorios.

¿Dónde es útil directamente el Própolis?

pues referido a la garganta y la tos, síntomas del resfriado y la gripe: alivia el picor, el dolor, la tos y la congesión nasal.

¿De dónde vienen? Como os decía, de las abejas, que lo utilizan como cimiento para endurecer las paredes interiores de la colmena. De esta forma, reparan las brechas y sobre todo protegen su “casa” de intrusos peligrosos y de gérmenes (bacterias, hongos).

Los antiguos egipcios lo utilizaban en el proceso de momificación para evitar la descomposición de los cadáveres.

Propiedades: se basan fundamentalmente en la presencia de flavonoides.

Estos compuestos favorecen las defensas del organismo contra las agresiones múltiples (bacterianas, fúngicas y víricas). Por todo ello, resulta beneficioso en caso de afecciones respiratorias.

Si además, el Própolis se combina con tomillo y malva, tendremos una solución perfecta para la inflamación y dolor de garganta, y con vitamina C para la prevención… Algo que también ayuda a los fumadores.


Deja un comentario

Biocuidados: Aaaachis!

¡Jesús!

A los medios de comunicación no les ha hecho falta mucho tiempo para rellenar sus páginas y minutos con noticias relacionadas con el síndrome post vacacional. Es un tópico del mes de septiembre, al igual que los catarros. Además, esta temporada la alerta está más al máximo que nunca, ante la posibilidad de que un simple catarro derive en una gripe, y que esta gripe se confunda con la gripe A.

Pero empecemos por el principio. El martes mencionábamos el caso de los niños y el síndrome post vacacional, pero los adultos somos su víctima favorita. El cuadro del estrés postvacacional se compone de estrés, fatiga, cansancio, irritabilidad, dificultad para concentrarse, nauseas, insomnio, sentimiento de tristeza, sudoración excesiva o problemas estomacales. Y a ellos se le suman los catarros.

Los catarros causan más consultas médicas que cualquier otra dolencia. La revista Time publicó en una ocasión una estadística que afirmaba que una persona que viva 75 años llega a padecer unos 200 catarros y gripes.
Principalmente, los catarros emergen porque nuestro sistema inmunológico se encuentra debilitado. Para los virus es más fácil actuar en un terreno ya dañado que en uno que esté completamente sano, por ello cuidarse es fundamental. Y ¿cómo?

Muchos expertos se han fijado en las abejas. Elaboran una sustancia llamada própolis como medio de defensa frente al medio externo a partir de las resinas que segregan los brotes de ciertos árboles y que mezclan con cera, polen y secreciones salivares. Se ha demostrado que el própolis es un perfecto aislante térmico y producto inmunológico para protegernos de los catarros y sus efectos, como son la irritación de la garganta y la mucosidad. Pero no hace falta que acudas a los paneles de abejas para conseguirlo, porque lo puedes encontrar en spray nasal o en pastillas.

En resumen, que ser precavido siempre vale por dos, así que hay que cuidar bien el organismo y mantenerlo sano y fuerte para que pueda protegerse de cualquier ataque externo que nos lleve directos a pasar tres o cuatro días en la cama, con fiebre y con sopas calientes.