MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

¿POR QUÉ SE HINCHAN LAS PIERNAS EN VERANO?

funcionamiento venas

Pues así es… cuando llega el verano, la subida de las temperaturas hace que nuestras piernas se resientan. Se hinchan, “nos pesan” y sufrimos molestias como hormigueo y dolor. Eso se debe al funcionamiento de las venas, en concreto a las válvulas venosas que están en el interior su interior. Dichas válvulas permiten un solo flujo unidireccional hacia el corazón, como elemento que evita el retorno venoso. La sangre, impulsada desde el músculo y la almohadilla plantar, es dirigida siempre en sentido ascendente.

Cuando se dilatan las venas (como ocurre por efecto del calor) o cuando estas válvulas se lesionan o deterioran por el paso del tiempo, se pierde la eficiencia del retorno venoso. Al no ser capaz el mecanismo impulsor de llevar la sangre hasta el corazón, ésta tiende a estancarse en los territorios más distales, por eso se hinchan los tobillos y sufrimos las molestias que lo acompañan. La fuerza de la gravedad favorecerá este problema, junto al calor, el exceso de peso, el sedentarismo, etc…

En fases más avanzadas de este problema, aparecen las varices que en muchas ocasiones requieren intervención médica. Las plantas medicinales suponen una interesante ayuda en estos casos ya que evitará el avance de la enfermedad y ayudará a minimizar los síntomas.

Dentro del abanico de soluciones de fitoterapia, seleccionamos tres plantas medicinales: La Vid Roja, el Rusco y el Castaño de Indias.

Castaño de Indias

Vid roja

Las hojas de vid (Vitis vinífera) de la variedad tinctoria o vid roja son particularmente ricas en polifenoles, que son precisamente los responsables del color rojo que adoptan estas hojas durante el otoño. Estos polifenoles refuerzan las paredes vasculares disminuyendo su permeabilidad y evitando la salida de sangre y el edema.

Rusco

El Ruscus aculeatus es un arbusto utilizado desde hace mucho tiempo como diurético. Los estudios han demostrado que el rusco ejerce una acción venotónica, esto quiere decir que favorece la circulación de la sangre por las venas. Además, tiene activos antiinflamatorios y antiedematosos, por lo que su uso en caso de piernas cansadas resulta eficaz.

Castaño de Indias       

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es una excelente alternativa en el tratamiento de los trastornos circulatorios que afectan al territorio venoso. En las semillas se encuentran sustancias con actividad antiinflamatoria y vasoconstrictora por lo que resultan eficaces en el tratamiento de los problemas de circulación venosa.

Estas plantas medicinales suponen una ayuda, pero su resultado será mucho mejor si adoptamos unos buenos hábitos de vida; evitar el sedentarismo y el sobrepeso, limitar el consumo de sal en la dieta (para evitar la retención de líquidos) y unos hábitos correctos en cuanto a la postura (poner los pies en alto, ejercicios frecuentes si estamos mucho tiempo sentados, etc…). Pide consejo a tu farmacéutico sobre las plantas medicinales que te pueden ayudar.

Anuncios


Deja un comentario

La celulitis en los hombres y el cuidado corporal

Celulitis hombresLa terminación “itis” en medicina significa inflamación, por ello, celulitis es una expresión médica que indica inflamación celular. No obstante, en términos estéticos, se conoce como celulitis al aspecto irregular que presenta la piel, fundamentalmente en los muslos y las nalgas y está ocasionada por una acumulación de agua, grasa y toxinas.

La celulitis es un problema muy frecuente en la mujer, afectando al 85% de ellas, pero también, aunque nos cueste creerlo, a un 10% de los hombres. Hay que ser realistas, la celulitis es muy difícil de eliminar. Bien es verdad que hoy en día, hay muchos productos con propiedades interesantes para aliviar el problema que junto a la constancia en los tratamientos pueden dar lugar a resultados bastante aceptables. Pero, primero analicemos la raíz del problema…

Causas de aparición de la celulitis

La celulitis se produce como consecuencia de un acumulo localizado de grasa y líquido.

La primera causa que debemos mencionar es la hormonal. Así, la mujer, en diferentes etapas de su vida, como la pubertad, el embarazo y la probable utilización de anticonceptivos orales en su vida sexual, quedan expuestas a padecer una concentración excesiva de estrógenos, que a su vez pueden condicionar la aparición de la celulitis. Se ha demostrado que altas concentraciones de esta hormona en sangre provoca la fragilidad y porosidad de los vasos sanguíneos y a través de esas alteraciones puede producir la acumulación de líquidos y toxinas en el tejido celular subcutáneo, que conllevan necesariamente a la aparición de la celulitis.

Además, existen otros factores que favorecen la aparición de la celulitis como las alteraciones de la función hepática y alteraciones en la circulación, ya que la celulitis es más común que se desarrolle en tejidos poco irrigados.  Finalmente, hay que destacar el estrés, la alimentación inadecuada, el tabaquismo, el estreñimiento y la vida sedentaria, como factores de suma importancia en la aparición de la celulitis. Sin olvidar la predisposición genética que también juega un papel destacado.

Etapas de desarrollo de la celulitis

La celulitis se va formando en diferentes etapas o fases. Se inicia con una ligera vasodilatación en la zona llegando a una alteración de la estructura del tejido subcutáneo

 •Primera etapa: La microcirculación venosa y linfática se enlentece, lo cual provoca vasodilatación.

•Segunda etapa: Esa vasodilatación, hace permeables a los vasos venosos y linfáticos y así sale líquido al medio exterior.

•Tercera etapa: Ese líquido, se vuelve denso y espeso, lo cual dificulta el intercambio de nutrientes entre las células grasas y los vasos. Las células adiposas crecen en tamaño porque no pueden eliminar sus residuos o productos de desechos a la circulación.

•Cuarta etapa: Se genera una fibrosis. Una red que encierra a las células grasas, a los vasos venosos y linfáticos. Esta red dificulta aún más en intercambio nutritivo entre células. Por otro lado, esta red fibrosa también comprime a las terminaciones nerviosas y a las células grasas produciendo dolor.

•Quinta etapa: La evolución de la fibrosis genera macro nódulos, dando lugar a la apariencia externa de la celulitis o “piel de naranja”.

La celulitis en el hombre

Es bien cierto que el porcentaje de hombres que padece celulitis es mucho menor que el de mujeres y los motivos se deben, sobre todo, a las diferencias fisiológicas que existen entre ambos sexos en el tejido conectivo de la dermis y la hipodermis (las capas de la piel encargadas de sostener las grasas) y a las diferencias hormonales.

La celulitis se forma en la hipodermis que está  compuesta por fibras de tejido conectivo que en las mujeres están colocadas de forma vertical, lo que favorece la acumulación de grasas, mientras que en los hombres estas fibras son más fuertes y están organizadas por unidades más pequeñas y diagonales. También influye que la piel de la mujer es mucho más fina y sensible, mientras que la del hombre tiene un grosor superior. Por eso, esos bultitos de la celulitis en ellos son menos perceptibles.

Respecto al factor hormonal, podemos encontrar hombres con alguna alteración hormonal que favorezca la piel de naranja, pero nunca será la causa determinante sino que probablemente aparecerá junto a una mala alimentación y falta de ejercicio físico.

En las mujeres, las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona), favorecen la retención de líquidos y de grasas entre los tejidos. No olvidemos que el cuerpo de las mujeres tiende a guardar más grasa en su depósito para los posibles futuros embarazos. Por eso sus acumulaciones se producen más por las caderas, los muslos y el abdomen mientras que en los hombres donde aparece con más frecuencia la celulitis es la cintura y el abdomen.

Ya hemos dicho que la celulitis es difícil de erradicar, no obstante con los tratamientos que disponemos hoy en día y la constancia, las probabilidades de éxito, tanto para hombres como para mujeres, son más altas.

Últimamente se habla mucho de la carboxiterapia contra la celulitis. Te dejo aquí un interesante reportaje por si quieres saber más. ¡Hasta pronto!


2 comentarios

Plantas medicinales para la pesadez de piernas

pesadez de piernasEn los próximos días las temperaturas subirán  y, aunque suponga la llegada del verano con sus interminables jornadas al aire libre, baños y vacaciones, las personas que tiene problemas circulatorios en las  piernas, ven como este problema se agudiza por el calor. En efecto, el aumento de temperatura favorece la dilatación de las venas y con ello se empeora el retorno de la sangre hasta el corazón y aparece la pesadez en las piernas. Hasta un 80% de las personas adultas, según varios estudios epidemiológicos, padecen este problema.

La pesadez de piernas se produce por una dificultad en el flujo de la sangre que hace que se acumule en los miembros inferiores y los síntomas más comunes son pesadez de piernas, dolor, cansancio, calambres, hormigueos, sensación de calor, picores o prurito, hinchazón, dilataciones de las venas, aparición de arañas vasculares etc…  En los casos más avanzados aparecen las varices; venas que se trasparentan y hacen visibles a través de la piel.

Existen plantas medicinales que pueden aliviar este problema, bien tomando cápsulas o aplicando geles de masaje. Las más reconocidas son:

Vid roja

Las hojas de vid (Vitis vinífera) de la variedad tinctoria o vid roja son particularmente ricas en polifenoles, que son precisamente los responsables del color rojo que adoptan estas hojas durante el otoño. Se ha comprobado que estos activos estabilizan las paredes vasculares disminuyendo su permeabilidad e incrementando su resistencia. De esta forma se evita la extravasación de la sangre y el edema, frecuente en las extremidades inferiores en algunas personas. Es lo que se conoce como acción vitamínica P. Por ello, los preparados elaborados con vid roja pueden recomendarse en caso de síntomas asociados a la insuficiencia venosa como pesadez de piernas, calambres o picor en las extremidades.

Castaño de Indias         

Según una creencia popular, llevar alguna de sus semillas (castañas) en el bolsillo ayuda a combatir los problemas venosos. Esta anécdota no deja de ser curiosa si tenemos en cuenta que el castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es una excelente alternativa en el tratamiento de los trastornos circulatorios que afectan al territorio venoso. En las semillas se encuentran sustancias con actividad antiinflamatoria y vasoconstrictora por lo que resultan eficaces en el tratamiento de los problemas de circulación venosa.

Junto a esta plantas medicinales que pueden ayudarnos, es importante adoptar unos buenos hábitos de vida; evitar el  sedentarismo, limitar el consumo de sal en la dieta (para evitar la retención de líquidos) y realizar una buena higiene postural (no permanecer mucho tiempo en la misma postura, poner los pies en alto, etc…), evitar el exceso de peso, etc..

También conviene recordar que hay medicamentos que favorecen la aparición de este problema y, en concreto en la mujer, la menstruación y el embarazo son dos etapas en las que es habitual sufrir una mayor retención de líquidos que contribuye a que aparezca este problema.

Sin embargo, cuando llega el verano y las altas temperaturas, las personas que tienen tendencia a sufrir problemas de pesadez de piernas no deben resignarse a sufrir sus consecuencias. Es el momento de intensificar el cuidado que, no obstante, debe ser una constante durante todo el año. Así que ya sabéis, acudid a una farmacia y pedid consejo, seguro que os ayudará a minimizar los efectos del calor.