MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

ASTENIA PRIMAVERAL ¿SÍ o NO? JALEA REAL MEDICINA NATURAL

medicina natural cansancio

Aunque muchos profesionales de la salud no admiten su existencia, lo cierto es que somos mucha las personas que, cuando llega la primavera, nos vemos inmersas es una sensación de cansancio permanente y “ganas de no hacer nada”. ¿A ti también te pasa?.

Sin miedo a equivocarnos, creo que hablamos de la astenia primaveral. Se trata de una sensación de fatiga y debilidad generalizadas que aparece con la llegada del buen tiempo. Los síntomas más frecuentes que relatan las personas que lo padecen son: tristeza, tono vital bajo, falta de memoria, dolor de cabeza, trastornos del sueño y alteraciones del apetito, entre otros. Como os decía, la medicina clásica no reconoce este cuadro clínico y asegura que los síntomas que se asocian a la astenia primaveral pueden deberse a otras enfermedades que se manifiestan de forma subclínica y que, por tanto, el paciente no sabe que las padece, como trastornos respiratorios y alergias.

También se sabe que el exceso de actividad (deporte, trabajo, etc..), la sobrecarga emocional (que conlleva insomnio, estrés, etc…) y una dieta desequilibrada también podrían estar detrás de este tipo de astenia.

Pero no debemos olvidar que el cambio de hora, la subida de las temperaturas y el incremento de horas de luz provocan en muchas personas alteraciones físicas y del estado de ánimo. Y es frecuente un bajo tono vital y síntomas de apatía. La fatiga intelectual, la dificultad de concentración y los trastornos del sueño, la memoria y del apetito son otras de las molestias asociadas a este estado.

DSC00159

Y como ya lo decía Hipócrates : Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina, yo hoy os quiero hablar de la Jalea Real. Podemos decir que no es medicina natural si no alimento natural. Las propiedades de esta sustancia fabricada por las abejas en los casos de cansancio o fatiga ocasional son sobradamente conocidas. Sus extraordinarias propiedades hacen que las abejas reinas, que se alimentan a lo largo de su vida exclusivamente de Jalea Real, vivan hasta seis años y adquieran un tamaño dos veces superior al de las abejas obreras que tan sólo logran vivir unas seis semanas. La ciencia ha confirmado que se trata de un excelente alimento para el hombre por sus propiedades nutritivas, energéticas y metabólicas.
En su composición destacan vitaminas, muchas de ellas de importante efecto antioxidante, acetilcolina (excelente para la memoria y el sistema nervioso), sustancias de actividad antibiótica, aminoácidos, silicio, potasio y fósforo.

En farmacias se pueden encontrar numerosas presentaciones con Jalea Real, generalmente en viales unidosis, con distintas cantidades de jalea real, sola o asociada a otras sustancias. Una manera natural de hacer frente al cansancio.

Anuncios


Deja un comentario

Nueva pirámide de la alimentación saludable

Pirámide alimentosLa pirámide de la alimentación saludable es una herramienta que nos ayuda a seguir unos hábitos de dieta saludable y es, sobre todo, una herramienta para educar a los más pequeños. Su objetivo es mostrar esa información de un modo sencillo y comprensible para que todos podamos incorporarla a nuestra vida cotidiana. Para adaptarse a la sociedad en la que vivimos, es frecuente que se aporten cambios por expertos en el campo de la nutrición, la alimentación y la educación sanitaria, con el ánimo de mejorar nuestra salud.

Es ahora la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) quien acaba de presentar una actualización en la que se subraya la importancia de los alimentos integrales, los lácteos desnatados y un estilo de vida activo.

Los cambios aportados son:

–    La unión, en la base de la pirámide, del grupo de alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, patata, legumbres) con el de hortalizas y frutas.

 –    La presencia de las legumbres, por su composición nutricional, riqueza gastronómica y bajo precio, tanto en la base, como en el grupo de alimentos proteicos (junto con la carne magra, el pescado y los huevos).

–    La promoción del consumo de alimentos integrales (pan, pasta, arroz).

–   La preferencia por los lácteos bajos en grasa (desnatados y semidesnatados).

–    Una mayor especificación de los alimentos que se deben consumir solo de forma ocasional y moderada, incluidos los zumos y otras bebidas azucaradas, los aperitivos salados y fritos, y los embutidos y derivados cárnicos grasos y procesados.

 –   La recomendación de practicar un estilo de vida activo, en el día a día y en las actividades de ocio.

  –  El consejo de incluir alimentos frescos, locales y de temporada, así como promover las ingestas moderadas, alrededor de la mesa, para cuidar los aspectos sociales de las comidas.

Os dejo aquí la imagen de la nueva  pirámide de la alimentación. Qué os parece? Cumple vuestra dieta más o menos las indicaciones de esta pirámide?.


Deja un comentario

Dieta saludable y crisis ¿incompatibles?

La subida de impuestos que afectan a la bolsa de la compra, el aumento de precio de los servicios básicos de la casa (luz, gas, teléfono, etc..), el paro, los gastos escolares, etc… han hecho mella en el bolsillo de todas las familias. El resultado son los recortes también en la comida, aumentando el consumo de pan, patatas, etc.. y disminuyendo el consumo de pescado, fruta fresca, etc… lo cual afecta a la nutrición de toda la familia. El punto clave de actuación es el momento de la compra, tratando de elegir los alimentos más acertados, estudiando la relación calidad nutricional y precio.

Hoy queremos ayudarte a mantener una alimentación equilibrada a pesar de la crisis. Aquí van algunas ideas para prevenir el desajuste económico del mes:

– Escoge alimentos de temporada y de origen local, cuyo precio no se verá aumentando por el transporte o cultivo.

– Apúntate a las marcas blanca, ofrecen un buen balance entre el aporte nutricional, la calidad y el precio.

– Nunca vayas a hacer la compra en ayunas o en momentos del día en que se tiene más hambre.

– Revisar la despensa, el frigorífico y el congelador para realizar una compra razonada y no desperdiciar alimentos.

– Hacer siempre una lista de la compra previa e intentar no salirse ella.

– Si tienes posibilidad y espacio, planta un huerto. Es una manera sencilla y barata de disponer de verduras y hortalizas.

¡Hasta la semana que viene!


Deja un comentario

La importancia de la nutrición: Dieta y salud

Hablar de la importancia de la nutrición, no es decir nada nuevo. Todos sabemos que la alimentación para nuestro cuerpo es como el carburante para cualquier máquina. Por ello, no tenemos más remedio que prestar atención a lo que comemos… Conviene recordar que nuestro cuerpo y hábitos alimenticios cambian según la edad y, con ella, las necesidades del organismo. Abajo unos sencillos consejos para que, en función de nuestra edad y si queremos mantener la salud, adaptemos la dieta a nuestras necesidades:

– A los 40. La diabetes, la fragilidad ósea y el aumento de colesterol son propios de esta etapa. Para combatir estos síntomas, debemos huir de las grasas animales y de los fritos e incluir en la dieta vegetales crudos, frutas frescas, lácteos desnatados y carne o pescado (preferiblemente azul) a la plancha.

– A los 50. El proceso de envejecimiento se hace más evidente, así como la caída del cabello, y son frecuentes los casos de vista cansada. Los hombres tienen mayor riesgo de padecer cáncer de próstata y las mujeres entran enla menopausia. Debemosevitar la sal y los embutidos, reducir los azúcares, así como el consumo de alcohol y café.

– A los 60. La incontinencia urinaria, los problemas articulares o la pérdida parcial del olfato y del gusto son comunes. Para afrontarlos, prepárate menús ricos en fibra (frutas y verduras), selenio (huevos, atún..), vitamina C (kiwi o tomate crudos) y E (cereales integrales o carnes magras).


Deja un comentario

La nutrición en España: Cada año se desperdician casi tres millones de toneladas de alimentos.

Efectivamente, así es, cada persona desperdicia  65 kilos de comida al año lo que supone un gasto de 250 euros, según un estudio publicado por “Save Food” y realizado en siete países dela Unión Europea. Estaes una de las mayores controversias: mientras hay gente que sigue muriendo de hambre, en numerosos países, no solo España, la obesidad aumenta (y también la obsesión por adelgazar) y se desperdician alimentos.

Este trabajo explica que el 50% de los alimentos desechados podría haberse aprovechado si el consumidor hubiera planificado, conservado y almacenado mejor su compra. Otro dato increíble es que el 30% de la comida empaquetada se tira sin haberse abierto. No obstante, el mayor desperdicio de comida se registra en el caso de las frutas y hortalizas, que representan “alrededor del 50%” del total de alimentos desechados, tal como apunta este trabajo.

Las causas más comunes del desperdicio de comida son que el consumidor no planifica con antelación, que las “atractivas presentaciones” de los productos animan a la compra innecesaria, que no se guarda de forma adecuada la compra en el hogar y que se prepara “demasiada comida”, lo que redunda en un aumento de las sobras, detalla el informe.

Los datos manejados recogen que el 90% de los encuestados en la elaboración de su informe considera que un comportamiento más consciente del consumidor podría reducir la cantidad de alimentos desperdiciada. Esta actitud, sin duda poco solidaria y antiecológica nos debería hacer reflexionar. Con objeto de ayudar en esta concienciación a los consumidores y ayudarles a conservar y preparar los alimentos, se han puesto en marcha distintas campañas en colaboración con la organización humanitaria “Acción contra el Hambre”.


Deja un comentario

El magnesio en la dieta para mantener la salud

El magnesio cumple un papel importante en la modulación del impulso nervioso y en la relajación y contracción de los músculos. Asimismo, su presencia es fundamental para garantizar el correcto almacenamiento de energía en el organismo. La deficiencia de magnesio puede afectar a nuestra salud y se debe a una nutrición desequilibrada, abuso de diuréticos, de diarreas prolongadas, diabetes, dietas para adelgazar, mala absorción intestinal o alcoholismo. Asimismo, realizar grandes esfuerzos físicos o mucha gimnasia, ya sea por razones deportivas o laborales, puede desencadenar un déficit de este mineral. Se estima que entre un 15 y un 20% de la población tiene carencia de magnesio. Recordemos que la dosis diaria recomendada de magnesio es de 350 mg para los hombres y 330 mg para las mujeres.
Para asegurar que tomamos en cantidad suficiente ahí van unas pistas con los 4 alimentos más ricos en magnesio. Por cada 100 g de alimento nos aportan las siguientes cantidades de este mineral: Cacao (420 mg), Nueces del Brasil (410 mg), Harina de soja (230 mg), Almendras (230 mg).
Los síntomas de la carencia de magnesio son sensación constante de fatiga, falta de memoria y dificultades en la retención y atención.
La vitamina B6 es una de las responsables del equilibrio nervioso del organismo y es indispensable en el metabolismo del magnesio. Al tratarse de una vitamina hidrosoluble se elimina a través de la orina y por ello se ha de reponer diariamente con la dieta. Se encuentra en el germen del trigo, carne y verduras, alimentos ricos en azúcares refinados, aditivos y colorantes. Los factores que pueden provocar un déficit de vitamina B6 son entre otros, una dieta desequilibrada, acentuándose cuando es rica en proteínas, toma de ciertos anticonceptivos orales y otros medicamentos, estrés, etc…
Ya podemos encontrar suplementos en la farmacia que asocian Magnesio y Vitamina B6 con las cantidades adecuadas y sin efectos secundarios. Así que revisa tu dieta y si lo necesitas acude a tu farmacia y pide consejo para prevenir la falta de magnesio.


Deja un comentario

Biocuidados: Tomamos demasiada sal oculta en las comidas

Hoy los períodicos vienen extrañamente acompañados de una noticia de salud, de nutrición, de hipertensión y de cómo nuestra dieta está cargada de “sales ocultas”. Me ha parecido más que interesante y la recupero para vosotros.
Los españoles consumen cada día una media de 9,7 gramos de sal -prácticamente el doble de los cinco gramos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, una cantidad que causa hipertensión y que cada año provoca miles de muertes en nuestro país.
Para evitarlo, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha puesto en marcha el Plan de Reducción del Consumo de Sal, un proyecto en el que el Gobierno, junto a los expertos en nutrición, la industria alimentaria y las comunidades autónomas, intentará que la ingesta de sodio de los españoles se acerque más a la recomendación de la OMS.
En una rueda de prensa, el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido, ha recordado que cada año fallecen en España unas 124.000 personas por enfermedades cardiovasculares, el cinco por ciento de ellas “directamente relacionadas con la hipertensión” y el consumo de sal.

En España, la prevalencia de hipertensión arterial ronda el 35 por ciento en las edades medias y casi el 70 por ciento en los mayores de 65 años, es decir, que diez millones de españoles tienen la presión alta debido al consumo de sal.
La intención del Ministerio de Sanidad es conseguir reducir estas cifras de prevalencia y conseguir que, como en el Reino Unido, el consumo se reduzca unos tres gramos diarios, para evitar 11.000 muertes por isquemia cerebral y 7.700 muertes por infarto al año.
Según un estudio de la Universidad Complutense encargado por la AESAN, sólo el 20 por ciento de la sal que consumen los españoles procede del salero, mientras que el resto, algo más del 70 por ciento, es “sal oculta” que está en los alimentos procesados.
Además, otro estudio encargado a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha determinado que cerca del 26 por ciento de la “sal oculta” que toman los españoles procede de los embutidos (cocidos y curados), un 19 por ciento del pan (de panadería, de molde y bollería), casi un 7 por ciento de los lácteos y un 5 por ciento de los platos preparados.
Roberto Sabrido ha puntualizado, no obstante, que estos son los productos que más sal aportan a los españoles pero “porque son los más consumidos, no los más salados”.
De hecho, según el estudio de la OCU, los alimentos con más sodio son las aceitunas, embutidos, anchoas, pescados ahumados, sopas, caldos y salsas preparadas y preparados de pescado y de ave, seguidos de los cereales de desayuno, las conservas de pescado y vegetales, la comida rápida y los platos preparados y quesos, que tienen una cantidad de sal media.
Con todos estos datos, el Ministerio de Sanidad afronta, desde ahora, la segunda parte del Plan de Reducción de Consumo de Sal que consistirá en informar al consumidor para promover una nutrición más adecuada y saludable.

Al mismo tiempo, Sanidad buscará la colaboración de la industria de la alimentación para que los productos contengan menos sal y para que el etiquetado precise más la cantidad de sodio de cada alimento.
“Tenemos margen suficiente y experiencia para conseguir que el consumidor español ingiera menos sal sin notar alterar la producción o la conservación del alimento y sin que el consumidor note variaciones de sabor”, ha subrayado Sabrido.
Pues nada, una acción destacada e importante que puede ayudarnos mucho a nuestra salud.