MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

Biocuidados: Alta tensión, memoria fundida

La hipertensión podría favorecer la pérdida de memoria

La hipertensión podría favorecer la pérdida de memoria

En España hay 5 millones de personas hipertensas, y tan solo entre el 20 y el 30% lleva un buen control de su presión arterial. Muchos lo toman como algo secundario, pero la realidad es que puede empeorar notablemente su calidad de vida.

Y es que un grupo de investigadores de la Universidad de Alabama de Birmingham han publicado un artículo en la revista Neurology que indica que la alta presión sanguínea está vinculado con los problemas de memoria en personas mayores de 45 años. Los resultados fueron contrastados entre 20.000 personas que superaban esa edad, y comparados con otros factores, como por ejemplo la diabetes, el colesterol, un nivel de ejercicio físico bajo o el tabaquismo.

Todo esto ocurre porque la hipertensión debilita las arterias pequeñas del cerebro, lo que puede generar áreas de que provoquen un daño cerebral. Aun así, los expertos insisten en que hay que continuar investigando para confirmarlo al 100%.

Pero para curarnos en salud, y nunca mejor dicho, podemos empezar a cuidar nuestra tensión y mantenerla en un correcto nivel, que es de 120/80 mm Hg. La hipertensión aparece cuando se registran cifras de 140/90.
La cifra más baja indica la presión diastólica. Las personas que tienen aquí un valor alto tienen mayor probabilidad de padecer problemas cognitivos o relacionados con las destrezas del pensamiento, y que además son precursores de la demencia, de la que hablábamos el otro día.
Cuidar la alimentación, reduciendo la ingesta de sal y aumentando la ingesta de ajo (que disminuye la acumulación de plaquetas entre sí y aumenta la actividad fibrinolítica), y hacer ejercicio son los mejores consejos para prevenir la hipertensión.

Anuncios


1 comentario

Biocuidados: ¿Demencia? No sé de qué me hablas.

La vitamina D mejora la agilidad mental

Con la edad, perdemos capacidad mental, reflejada en pérdida de memoria, problemas con el lenguaje o de lógica mental, e incluso problemas físicos y motores, como torpeza en los movimientos. Pero se puede prevenir con algo tan simple como tomar el sol.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester ha apuntado en un reciente estudio, publicad por la revista “Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry”, que la vitamina D vuelve más ágiles a las personas a nivel intelectual en la edad adulta.

El estudio se centró en comparar el desempeño cognitivo de más de 3.000 hombres europeos de entre 40 y 79 años, teniendo en cuenta el nivel educacional, de ejercicio y de desarrollo físico. Descubrieron que los que tenían un bajo nivel de vitamina D obtenían peores resultados en pruebas específicas de evaluación mental.

De forma exacta aún no se sabe cómo intercede esta vitamina en la agilidad mental, aunque señalan que puede deberse a que aumenta la actividad hormonal o protege las neuronas.

¿Cómo obtenemos la vitamina D?

Fuentes de vitamina DLa vitamina D es la que se recibe a través de los rayos solares cuando inciden directamente con la piel, pero también se encuentra en el pescado graso, en la leche, los cereales y en los preparados naturales y suplementos, como la leche de soja o el ginkgo.

Además, también es importante en el mantenimiento de la estructura ósea, en la absorción de calcio y fósforo, y en la fortaleza del sistema inmunológico. Y por si fuera poco, interviene en la prevención de diferentes enfermedades, como el cáncer, enfermedades arteriales y tuberculosis.

De todas maneras, aunque los resultados son fiables, los expertos llaman a la cautela. No se trata de exponerse de repente al sol durante horas interminables (lo que acarrea enfermedades como la tanorexia), sino, como siempre, a seguir un estilo de vida rico en calidad y alimentos naturales.


1 comentario

Biocuidados: Un envejecimiento saludable a través del sexo

La actividad sexual ayuda a envejecer mejor
La edad no es un impedimento para disfrutar de una buena relación sexual, pero la realidad es que muchas parejas de personas mayores deciden aparcar este terreno al considerarlo como un acto que ya no les corresponde. Pero lo cierto es que la vejez es más saludable si se practica el sexo.

Es evidente que el cuerpo y el organismo en sí cambian, pero esto no supone una pérdida de actividad, sino una forma diferente de disfrute. Existen también el amor, la ternura, el afecto y el deseo por el otro. Las personas mayores pueden disfrutar de su intimidad sexual, de amar y de ser amadas.

Todo ello se encuentra recogido en la guía Saber envejecer elaborada por la Obra Social Caja Madrid y la Sociedad española de Geriatría. El estudio recoge bajos niveles de actividad sexual en personas mayores de 65 años, lo que los expertos asignan a una falta de información y a los prejuicios sociales que, desde antaño, vinculan exclusivamente el sexo a la fecundidad y reproducción.


1 comentario

Biocuidados: Cuidado con los golpes de calor

Hay que protegerse de las altas temperaturasDolores de cabeza, una sed intensa y una sudoración excesiva son los síntomas más comunes de un golpe de calor. Cuando nos exponemos de forma prolongada al sol, nuestro cuerpo puede sobrepasar su temperatura corporal habitual, fijada en 36 grados, para experimentar un desajuste térmico que es incapaz de controlar.

La piel se recaliente y se seca, se acelera el pulso y aparece una sensación de sueño y pérdida de conciencia. También pueden aparecer calambres musculares, náuseas y fiebre.

Cualquiera puede sufrir los efectos excesivos del calor, pero los grupos más propensos son los mayores, los bebés, las personas con sobrepeso y los deportistas.

La forma inmediata de actuación es la aplicación de compresas frías para bajar la temperatura interna y la ingesta de bebidas tonificantes, no demasiado frías.

¿Cómo evitar los golpes de calor?

En la calle

  • Evitar salir a las horas punta del día
  • Proteger la cabeza del sol con una gorra o sombrero
  • Ir por zonas con sombra
  • Vestir ropa fresca
  • Llevar siempre una botella de agua en el bolso para hidratarse continuamente

En casa

  • Cerrar las ventanas que dan al sol para evitar que entre el calor
  • Darse muchas duchas frescas
  • Beber abundante agua y zumos naturales, y tomar mucha fruta fresca
  • Evitar comidas pesadas y demasiado calientes


1 comentario

Biocuidados: Las 7 reglas para envejecer feliz

Siete reglas para envejecer felizmente

1.- Ser capaz de adaptarse psicológicamente a las circunstancias de la vida.
2.- Tener un nivel educativo alto.

3.- Tener una relación de pareja estable.
4.- No fumar.
5.- No abusar del alcohol.
6.- Hacer algo de ejercicio.
7.- No tener sobrepeso.

Siete, simplemente siete reglas para vivir una vejez saludable y, sobretodo, feliz. Y no están sacadas de un manual de autoayuda, sino que son las conclusiones de una investigación exhaustiva que realiza desde hace 42 años la Universidad de Harvard.

El responsable del estudio es el psiquiatra George Valliant, investigador del Laboratorio de Desarrollo Adulto. Ha observado la evolución psicológica de 268 varones, desde su graduación en esa misma Universidad hasta nuestros días, entre los años 1939 y 1944, como por ejemplo John Fitzgerald Kennedy y Ben Bradlee, ex director de The Washington Post.

Valliant concluyó que el 50% de las personas de 50 años que cumplían 5 o 6 de estas reglas, alcanzaban en buen estado físico y mental los 80 años de edad. En cambio, los que apenas cumplían 2 o 3, no llegaban a esta edad con condiciones satisfactorias. La clave radica, principalmente, en la capacidad de adaptación y en la relación con las personas del entorno.

Aunque Valliant esté a punto de jubilarse, el estudio continuará su curso hasta que el último de los sujetos objeto de estudio fallezca. Y es que estamos, sin duda, ante el análisis más exhaustivo sobre la evolución de la salud psíquica humana llevado a cabo nunca.


Deja un comentario

Biocuidados: Más de 600.000 personas sufren Alzheimer en España

El alzheimer afecta a más de 600.000 españoles

Cuando el olvido supera a la memoria

Según la Sociedad Española de Neurología, el alzheimer afecta a cerca de la mitad de los mayores de 65 años con algún tipo de demencia en nuestro país, y las previsiones apuntan a que esta cifra se duplicará en los próximos 20 años. Así se hizo saber en el 2º Symposium Internacional sobre la enfermedad de Alzheimer, que se celebró el pasado mes de Mayo en Barcelona.

El riesgo de sufrir esta enfermedad degenerativa aumenta de forma exponencial a medida que envejecemos. Entre las personas de 65 a 74 años, el alzheimer afecta al 5%, mientras que en torno a los 80 años alcanza el 20%. Si añadimos el hecho de que la media de edad de la sociedad española cada vez es más alta, obtenemos un mayor incremento del número de personas afectadas por demencias.

Entre los factores que propician su aparición encontramos la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes y el tabaquismo. Todos ellos, junto a factores genéticos y ambientales, propician que una proteína llamada amiloide se deposite en el cerebro y se acumule en forma de fibras, dañando paulatinamente las neuronas, reduciendo el número de conexiones entre ellas y limitando su capacidad para producir las sustancias químicas que les permiten realizar sus funciones.

El alzhéimer no tiene cura, pero las investigaciones están centradas actualmente en intentar frenar o retrasar la progresión de este deterioro cognitivo. Se ha demostrado que llevar una vida saludable reduce el riesgo de desarrollarla, según demuestran los últimos estudios realizados.

Hábitos como practicar ejercicio regular, la dieta mediterránea o llevar una vida activa desde el punto de vista intelectual y social (leer, hacer pasatiempos, escribir, etc.) pueden proteger de sufrir esta enfermedad.

Si se lograra retrasar la aparición de la enfermedad en un año, se lograría un descenso de afectados en más de 9 millones en el año 2050.

Vigila las posibles causas:

  • Problemas de memoria. Afectan sobre todo a los hechos recientes, en la codificación, y es la causa más común.
  • Problemas espacio-temporales. No saber si se está a martes o a jueves, si es día 2 o día 3, perderse en el propio barrio, de tal forma que se va reduciendo el perímetro de los desplazamientos, dejar objetos en lugares inapropiados, etc.
  • Bruscos cambios de humor sin razón aparente. El paso repentino de la serenidad al abatimiento, de la alegría a la tristeza, de la calma a la cólera, y viceversa, es un síntoma serio; del mismo modo que lo son los cambios importantes de personalidad, la tendencia manifiesta a la apatía y la falta crónica de entusiasmo.
  • Problemas de lenguaje. Empleo de vocablos genéricos, como “cosa”, “eso”, en lugar de las palabras adecuadas que empleaba antes. Paralelamente, se van empleando términos inapropiados en el lugar de las palabras que ha olvidado.
  • Pérdida de juicio. Se manifiestan por una apreciación inadecuada o por comportamientos diarios irracionales, como ponerse dos camisas encima de otra.
  • Incapacidad para comprender las nociones abstractas. olvida totalmente el significado de los números, hasta el punto de ignorar lo que significa el cumpleaños.