MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

REMEDIO NATURAL PARA LA FIEBRE

remedio natural fiebreLa fiebre es el aumento temporal de la temperatura corporal como respuesta a alguna enfermedad. Se confirma que tenemos fiebre cuando la temperatura se sitúa por encima de estos niveles: 38° C medida en el recto, 37.5° C medida en la boca, 37.2° C medida en la axila.

En condiciones normales, la temperatura corporal normal puede variar a lo largo del día, siendo, por lo general, más alta por la noche. El ciclo menstrual, la actividad física, emociones fuertes, tras las comida, abrigarse mucho, ciertos medicamentos, temperatura y humedad altas, etc… son factores que pueden incrementar la temperatura corporal.

La fiebre es una parte importante del sistema de defensas de nuestro cuerpo frente a la infección. La mayoría de las bacterias y virus que causan las infecciones en las personas provocan la aparición de fiebre.  Aunque también aparece en adultos, muchos bebés y niños presentan fiebre alta con enfermedades virales menores. Una vez conocida la causa de la fiebre es conveniente hacerla bajar, sobre todo en niños donde puede llegar a ser muy alta y provocar situaciones más graves (convulsiones febriles por ejemplo).

Antiguamente cuando teníamos fiebre nos abrigaban más para aquello que decían de “sudar la fiebre”. Afortunadamente, hoy en día, se sabe que hay que hacer lo contrario, no abrigarse, mantener una temperatura ambiental adecuada, no muy alta, y beber abundante líquido.

Otro remedio para bajar la fiebre son los baños de agua fría. Hay que utilizar siempre un termómetro de bañera y monitorear constantemente la temperatura del agua (que debe estar a 37 grados centígrados, nunca menos).

Arkofebril termómetroLos Laboratorios Arkopharma han comercializado recientemente un remedio natural muy interesante; unos parches de gel frío llamados Arkofebril que ayudan a disminuir la temperatura corporal en caso  de fiebre. Se pueden utilizar en niños a partir de 6 meses y se venden en las farmacias.

Su mecanismo de acción es muy sencillo, al entrar en contacto con la piel, los parches absorben el calor y ayudan a disminuir la  temperatura corporal en caso de fiebre. Para usarlos correctamente, hay que despegar la película de papel protector del parche y colocarlo sobre la piel limpia y seca. Se puede potenciar el efecto frío guardando el parche en la nevera

No obstante, conviene recordar la importancia de consultar siempre al médico o farmacéutico en el caso de fiebre continuada durante días o semanas.

Anuncios


Deja un comentario

Vida saludable…. aumentar las defensas para prevenir infecciones.

El frío no parece dar tregua estos días y hay que prepararse!
Si el otro día hablábamos de la garganta y de cómo el frío la puede afectar, hoy os quiero hablar de nuestras defensas. Sí, de ese complejo sistema que tiene el organismo para defenderse de las infecciones y evitar que aparezca la enfermedad.

Las defensas están íntimamente relacionadas con los probióticos. ¿Probióticos? Sí, todos hemos oído hablar en los últimos tiempos de probióticos. Se trata de microorganismos vivos (bacterias, hongos etc.) que administrados en una cantidad y forma adecuadas proporcionan un beneficio para la salud del individuo. Las especies más utilizadas son: Lactobacillus, Bifidobacterium, la levadura Saccharomyces boulardi, etc…

Para que entendamos como funcionan los probióticos, recordemos que más de dos terceras partes del sistema inmune del organismo se encuentra en el intestino. De hecho, el tubo digestivo (estómago, intestino delgado y grueso) está en contacto con el exterior a través de una extensa superficie. En el intestino encontramos la flora bacteriana, formada por millones de bacterias que proliferan en el interior del intestino grueso y fermentan diferentes elementos produciendo sustancias beneficiosas para la salud. Estas bacterias intervienen en el desarrollo normal del sistema inmunitario, además  de participar en diversos procesos fisiológicos como la digestión y movimientos del tubo digestivo así como en la producción de algunas vitaminas.

Los probióticos actúan a nivel del tubo digestivo estabilizando la composición de la flora bacteriana y ayudando a aumentar las defensas. Durante el invierno, con el aumento de las temperaturas, se recomienda reforzar las defensas con probióticos. También en aquellas ocasiones en que se dañe nuestra flora intestinal; cuando tomamos antibióticos, si tenemos diarrea, etc… En la farmacia, podemos encontrar preparados en cápsulas, viales, ampollas, etc… con probióticos.