MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable


Deja un comentario

REMEDIOS NATURALES PARA EL COLESTEROL : LA DIETA

remedios naturales colesterol

Se acaba de publicar un artículo en la Revista Española de Cardiología que muestra la influencia directa entre hábitos alimentarios y la enfermedad cardiovascular. Esto no es nada nuevo, todos sabemos que los alimentos que tomamos van a condicionar nuestros niveles de colesterol en sangre, factor clave ligado a los problemas cardiovasculares.

remedios colesterol

El estudio ha sido llevado a cabo por un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, entre otros centros, que identificaron los principales patrones alimentarios de la población española actual para luego investigar su asociación con el perfil plasmático (colesterol total, colesterol HDL, colesterol LDL y triglicéridos). Su objetivo era demostrar la relación que existe entre la dieta y la aparición posterior de placas adiposas en las arterias (arterioesclerosis). En una fase posterior estas placas producen daño vascular. En dicho estudio se estudiaron dos perfiles de dieta:

  • Un grupo que mayoritariamente seguía un patrón de dieta mediterránea, basada en el consumo habitual de verduras, frutas, pescado, carnes blancas, frutos secos y aceite de oliva.
  • Otro grupo con un perfil más asociado al patrón de dieta occidental, rica en carnes rojas, comida rápida, productos lácteos y derivados de cereales refinados.

A los distintos pacientes se les hizo análisis de sangre y se evaluó la asociación entre dieta y diversos marcadores intermedios de riesgo cardiovascular. Los participantes que siguieron una dieta más asociada a este patrón “más saludable” (mediterráneo) presentaban cifras de colesterol HDL (colesterol bueno) mayores que los participantes con mayor adhesión al patrón de “dieta occidental” (54,8 mg/dl vs 49,9 mg/dl). El resultado es que hay una diferencia de 5mg/dL (aproximadamente un 10% de diferencia) en los niveles de colesterol HDL, a favor del grupo que sigue la dieta saludable.

Estos resultados no han sorprendido ya que se habían publicado previamente estudios observacionales  que también han demostrado que, en general, un mayor consumo de alimentos procesados y de origen animal, propio de las dietas más occidentales, se asocia a valores más bajos de colesterol “bueno”.

Así, podemos concluir que alimentarnos siguiendo una dieta mediterránea, además de hacer bajar el “colesterol malo” LDL, se relaciona con un mejor perfil lipídico en plasma, ya que produce un aumento del colesterol HDL (“colesterol bueno”), un factor protector más contra los problemas cardiovasculares.

 

Anuncios


Deja un comentario

Fitoterapia contra la hipertensión y el colesterol

Hipertensión y colesterol, dos importantes enemigos del corazón… la mejor receta: la prevención.

La hipertesnisón y el colesterol alto son dos de los principales factores de riesgo de los acciedentes cardiovasculares.
La fitoterapia, junto con unos buenos hábitos alimenticios, te ayudará a manternerlos a raya… y lo hace gracias al AJO Y AL OLIVO.

Además de formar parte de la dieta mediterránea, el ajo y el olivo son el combinado perfecto para mantener a raya tu tensión.

El ajo está presente en casi todos nuestros platos, pero ha de consumirse crudo si se quiere disfrutar plenamiente de su actividad terapéutica, ya que la aliína, responsable de su efecto hipotenesor y antihipertensivo, es extremadamente sensible al calor y se pierde cuando es cocinada.

La mejor solución es recurrir al polvo criomolido de bulbo de ajo, ya que además de facilitar su ingestión y evitar el mal aliento que ocasiona su consumo en crudo, garantiza la presencia de la totalidad de sus principios activos.

Las hojas de OLIVO, son ricas en oleuropeósido, un componente muy activo en el tratamiento de la hipertensión, responsable simultáneamente de las acciones hipotensoras, vasodilatadoras, antiarrítmicas y espasmolíticas, y que además disminuye el LDL (colestero “malo”) y aumenta el HDL  (colesterol “bueno”).

Además, algunos estudios han puesto de manifiesto una acción atenuante de las palpitaciones carcíacas y una ligera actividad calmante y sedante.


Deja un comentario

Biocuidados: ¿Es bueno o malo el colesterol? Y ¿Cómo controlarlo?

granos de soja

granos de soja

Nuestro cuerpo es un organismo complejo, que tiene muchas acciones inteligentes programadas, por ejemplo reflejos, reacción al frío o al calor, entre otras. Dentro de estas acciones nuestro cuerpo es previsor y almacena energía para las épocas de carestía. Para producir esta energía almacena: grasas o lípidos.

Evolutivamente, el cuerpo humano es “almacenador de energía”, es decir, está diseñado para acumular parte de la energía que absorbe por los alimentos para épocas de ayuno.
La forma más eficaz que tiene para almacenar esta energía es en forma de grasas, que son muy ligeras (sabemos que el aceite flota en el agua), por lo que en poco peso de grasa se puede acumular mucha energía.

Los lípidos se clasifican en dos grupos principales: simples y complejos.

Los lípidos simples más importantes son el colesterol y los ácidos grasos.

Lípidos complejos son los fosfolípidos y los triglicéridos.

Así que el colesterol no es dañino por principio, lo que ocurre  es que el exceso de éste en la sangre obstruye las arterias y aumenta el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular como hipertensión arterial.

¿Cómo podemos controlar el colesterol de forma natural?

Lecitina de Soja, es una sustancia rica en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (indispensables para el organismo), los ácidos linoleico y linolénico. Estudiado de forma aislada, esta sustancia tiene la capacidad de fijarse de manera selectiva sobre el colesterol que se acumula en la sangre, especialmente en su fracción nociva, favoreciendo así su eliminación y conservando las elasticidad de las paredes vasculares.

Aceite de Salmón, el consumo regular de pescados ricos en ácidos grasos esenciales poliinsaturados de la serie Omega 3, EPA y DHA, tienen unainfluencia beneficiosa sobre el sistema cardiovascular.

En los países occidentales, donde se consume una cantidad insuficiente de ácidos grasos esenciales y grandes cantidades de grasas saturadas y azúcares rápidos, el consumo de ácidos grasos esenciales representa un gran interés dietético.


2 comentarios

Biocuidados: Hipertensión y colesterol – Dos importantes enemigos del corazón frente a los que no hay que bajar la guardia.

Plato saludable

Plato saludable

¿La mejor receta? La prevención.

La hipertensión y el colesterol alto son dos de los principales factores de riesgo de los accidentes cardiovasculares. la fitoterapia, junto con unosbuenos hábitos alimentarios, te ayudará a mantenerlos a raya.

HIPERTENSIÓN

¡Vigílala de cerca!

Los problemas de tensión suelen llegar sin avisar y sin presentar manifestaciones clínicas específicas hatas que aparecen definitivamente las complicaciones. Esto hace que sean muchas personas que desconocen que tienen problemas de tensión. La hipertensión se caracteriza por un aumento sostenido de la presión arterial, lo que implica un incremento de trabajo que tiene que realizar el corazón y las arterias. Si este sobreesfuerzo no se controla, a largo plazo puede ir lesionando los vasos sanguíneos del corazón, los ojos, los riñones y el cerebro y en último término, causar accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio e insuficiencias cardiacas o renal.

AJO Y OLIVO

Tensión bajo control

Además de formar parte de la dieta mediterránea, el ajo y el olivo son el combinado perfecto para mantener a raya tu tensión. El Ajo está presente en casi todos nuestros platos, pero ha de consumirse en crudo si se quiere disfrutar plenamente de su actividad terapéutica, ya que la aliina (La aliina es un sulfóxido que se encuentra naturalmente en el ajo fresco. Es un derivado del aminoácido cisteína. Cuando se corta o machaca el ajo fresco, este compuesto entra en contacto con la enzima aliinasa y se convierte en alicina (principal responsable del aroma del ajo), responsable de su efecto hipotensor y antihipertensivo, es extremadamente sensible al calor y se pierde cuando es cocinado. La mejor solución es recurrir al polvo criomolido de bulbo de ajo, ya que además de facilitar su ingestión y evitar el mal de aliento que ocasiona su consumo en crudo, garantiza la presencia de la totalidad de sus principios activos.

Las hojas de Olivo son ricas en oleuropeósido, un componente muy activo en el tratamiento de la hipertensión, responsable simultánemente de las acciones hipertensoras, vasodilatadores, antirrítmicas y espasmolíticas y que además siminuye el LDL (colesterol malo) y aumenta el HDL (colesterol bueno). Algunos estudios han puesto de manifiesto una acción atenuante de las palpitaciones cardíacas y una ligera actividad calmante y sedante.



 

COLESTEROL

¿Qué es?

Aunque suele estar relacionado con el consumo de grasas y la obstrucción de arterias, es importante tener en cuenta qu el coresterol es un compuesto químico necesario para que se realicen importantes funciones vitales para el organismo. El problema se origina cuando se produce una presencia excesiva del coresterol en sangre, ya sea procedente de la alimentación o del propio organismo.

Tipos de coresterol

Hay dos tipos de coresterol, el LDL (coresterol malo) y el HDL (colesterol bueno). Cuando el primero se encuentra en cantidades excesivas, se acumula en las arterias y aumentael riesgo de los accidentes coronarios. Sin embargo, eñ HDL o “colesterol bueno” se encarga de captar el colesterol que a ido depositándose en las arterias y de reconducirlo hasta el hígado.

¿Como controlarlo?

Para reducir el riesgo de enfermadades cardivasculares, es necesario aumentar la presencia del colesterol (HDL) y disminuir el malo (LDL). Para ello es conveniente seguir una dieta sana y rica en fibras, evitar las grasa saturadas, el tabaco, el alcohol y la obesidad.


1 comentario

Cuida tu corazón : Fuentes de acidos grasos Omega 3

aceite-de-salmon

ACEITE DE SALMÓN

La principal fuente de Omega-3

Elaceite de salmón es una excelente fuente de ácidos grasos Omega-3, que a pesar de ser tan necesaria en una dieta saludable, todavía sigue siendo muy escasa en nuestra alimentación.
Estudios epidemiológicos han  revelado que la población esquimal presenta un índice de colesterol muy bajo, que apenas padece enfermedades cardiovasculares y que tiene una mayor esperanza de vida. Este hecho está relacionado con su abundante consumo de pescado de carne grasa, sobre todo de salmón. Una cómoda forma de enriquecer la dieta son las cápsulas de aceite de salmón que puedes encontrar en la farmacia.

lecitina-de-soja

LECITINA DE SOJA

Despeja tus arterias

Gracias a sus  activos, colina e inositol, la lecitina de soja consigue disminuir los niveles de LDL (colesterol malo) y triglicéridos y aumentar los de HDL (colesterol bueno), manteniendo en suspensión el colesterol presente en la sangre e impidiendo que se deposite en las paredes arteriales y venosas.

fitoesteroles

FITOESTEROLES

Lo último contra el colesterol

Tanto en la prevención, como utilizados de forma adicional a los medicamentos para combatir el colesterol, resulta de gran interés el uso de fitoesteroles y policosanoles. Las publicaciones científicas coinciden al indicar que una dieta baja en grasas saturadas, complementada con fitoesteroles, contribuye a regular los niveles de colesterol. Una interesante opción a tener en cuenta. Pregunta a tu farmacéutico.

 


Deja un comentario

HIPERTENSIÓN y COLESTEROL

HIPERTENSIÓN y COLESTEROL:

Dos importantes enemigos del corazón frente a los que no hay que bajar la guardia.
¿La mejor receta? La prevención.

La hipertensión y el colesterol alto son dos de los principales factores de riesgo de los accidentes cardiovasculares. La fitoterapia, junto con unos buenos hábitos alimenticios, te ayudará a mantenerlos a raya.

HIPERTENSIÓN
¡Vigílala de cerca!

Los problemas de tensión suelen llegar sin avisar y sin presentar manifestaciones clínicas específicas hasta que aparecen definitivamente las complicaciones. Esto hace que sean muchas las personas  que desconocen que tienen problemas de tensión. La hipertensión se caracteriza por un aumento sostenido de la presión arterial, lo que implica un incremento del trabajo que tiene que realizar el corazón y las arterias. Si este sobreesfuerzo no se controla,  a largo plazo puede ir lesionando los vasos sanguíneos del corazón, los ojos, los riñones y el cerebro y, en último término, causar accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio e insuficiencia cardiaca o renal.

AJO Y OLIVO
Tensión bajo control

Además de formar parte de la dieta mediterránea, el ajo y el olivo son el combinado perfecto para mantener a raya tu tensión.

arkocapsulas-ajo

El Ajo está presente en casi todos nuestros platos, pero ha de consumirse en crudo si se quiere disfrutar plenamente de su actividad terapéutica, ya que la aliína, responsable de su efecto hipotensor y antihipertensivo, es extremadamente sensible al calor y se pierde cuando es cocinada. La mejor solución es  recurrir al polvo criomolido de bulbo de ajo, ya que además de facilitar su ingestión y evitar el mal aliento que ocasiona su consumo en crudo, garantiza la presencia de la totalidad de sus principios activos.

arkocasulas-olivo

Las hojas del Olivo son ricas en oleuropeósido, un componente muy activo en el tratamiento de la hipertensión, responsable simultáneamente de las acciones hipotensoras, vasodilatadoras, antiarrítmicas y espasmolíticas, y que además disminuye el LDL (colesterol “malo”) y aumenta el HDL (colesterol “bueno”).

Algunos estudios han puesto de manifiesto una acción atenuante de las palpitaciones cardíacas y una ligera actividad calmante y sedante.

arkocapsulas-ajo-y-olivo


Deja un comentario

Cuida tu linea : Cuida tu colesterol

Numerosos ensayos clínicos han demostrado que la disminución del colesterol en sangre reduce de forma muy apreciable el riesgo de padecer enfermedades del corazón como la angina de pecho y el infarto agudo de miocardio (cardiopatía isquémica). Si con un nivel de colesterol de 200 mg/dL el riesgo es 1, una cifra de 250 duplica el riesgo y una de 300 lo cuadruplica.

Los niveles altos de colesterol representan una de las causas principales del desarrollo de otras obstrucciones arteriales en nuestro organismo. Enfermedades como los infartos cerebrales, obstrucción de las arterias de las piernas, hipertensión, etc. (aterosclerosis).

La mejor forma de abordar los niveles altos de colesterol en mediante el inicio de una dieta adecuada. Si ésta fracasa, a pesar de nuestros esfuerzos durante un tiempo prudencial que puede ser incluso de 6 meses o más, debe ser su médico quién valore el inicio de tratamiento con fármacos. Esta decisión es de gran importancia pues, si está bien tomada, tiene una indicación prácticamente de por vida.

¿Qué podemos hacer para reducir el colesterol?

Dieta

La base de todo tratamiento para el colesterol debe ser la dieta. Incluso si se inicia tratamiento farmacológico la dieta debe ser mantenida. Por ello, la dieta no se debe ser considerara como un cambio circunstancial sino como un cambio permanente de los hábitos dietéticos.

Las normas básicas para controlar el colesterol se basan en la reducción de la cantidad de colesterol y grasas saturadas que tomamos en favor de las grasas mono y poliinsaturadas, hidratos de carbono complejos, fibra y antioxidantes (vitaminas A,C,E), manteniendo una cantidad adecuada de proteínas, otras vitaminas y minerales. Un ejemplo válido de este tipo de dieta lo tenemos en nuestra dieta mediterránea.

Reducir lo máximo posible:

  • La grasa de origen animal (tocino, hamburguesas, patés y vísceras).
  • Los embutidos (salchichón, chorizo, mortadela, salchichas, etc.).
  • Patatas fritas, chips y aperitivos fritos.
  • Las yemas de huevo (máximo de 2 yemas a la semana, la clara es libre).
  • La manteca de origen animal o preparados con aceite de coco.
  • Leche entera, natas, cremas, flanes con huevo y yogures cremosos .
  • Quesos curados y cremosos, las mantequillas, la mayonesa y salsas con grasas.
  • Las margarinas sólidas. (Las margarinas suaves pueden ingerirse sin abusar).
  • El azúcar refinado, especialmente en refrescos, golosinas, chocolates y chucherías.
  • Pan dulce, bollos, ensaimadas, croissants, magdalenas, galletas refinadas y pasteles.
  • Marisco, huevas de pescado, mojama.

Consumir preferentemente:

Una dieta para bajar el colesterol consiste fundamentalmente en verduras y frutas, panes y galletas integrales, cereales, arroz, maíz, legumbres, pastas sin huevo, productos lácteos descremados, pescados, carne de ave sin piel y carne magra sin bordes grasos, claras de huevo, frutos secos y aceites crudos vírgenes (sin freir).

Los suplementos de soja, ácidos grasos omega 3 y omega 6 y el ajo son productos naturales que mejoran su nivel de colesterol.

Si le gusta comer con vino o cerveza, es saludable tomar dos vasos de vino o dos cañas al día, mayor cantidad le perjudica.

Algunas recomendaciones culinarias:

La forma de preparar o aliñar los alimentos va a influir de forma muy desisiva en que una dieta sea saludable o no. Algunos cambios pueden producir repercusiones muy favorables:

Evitar los fritos, empanados y rebozados. Elcocinado debe hacerse mediante cocción, plancha, asado o vapor. El uso de hornos, microondas, planchas, sartenes antiadherentes para cocinar sin aceites ni grasas.

Eliminar la grasa visible de los alimentos: piel del pollo, borde y envueltas grasas.

Eliminar la grasa que aparece sobre la superficie de los caldos, sopas y estofados así como las salsas. Si se va a congelar, es mejor hacerlo con la grasa y quitarla en el momento de ser consumido.

Usan un buen aceite vegetal preferentemente de oliva para preparar la comida.

Usar, como condimento, ajo, limón, perejil, mostaza, pimentón y otras especias en sustitución de la sal que se usará en la menor cantidad posible.

Usar preferiblemente sacarinas y edulcorantes dietéticos, evitar el uso de azúcar refinado y sus derivados

Controlar el peso

Si tenemos sobrepeso u obesidad debemos plantearnos un plan de adelgazamiento para disminuir el riesgo cardiovascular. Podemos valorarnos mediante el índice de masa corporal (IMC) calculado como el cociente entre el peso en kilogramos partido por la talla en metros al cuadrado:

  • Indice de Masa Corporal (IMC) >=30 Obesidad
  • Indice de Masa Corporal (IMC) 25 – 29 Sobrepeso
  • Indice de Masa Corporal < 25 Normal

La forma más saludable de perder peso es de forma lenta pero progresiva mediante dietas hipocalóricas. Antes de iniciar una dieta, es necesario consultar con nuestro médico quién valorará la más indicada para nuestro caso y las revisiones.

Una vez establecido el plan, podemos obtener numerosas dietas variadas a través de nuestras enfermeras o dietistas de los centros de médicos de atención primaria y dejarnos asesorar por sus consejos y experiencia.

Como regla general podemos comenzar con dietas de 1500 Kcal pobres en colesterol y grasas saturadas (menos de 300 mg de colesterol al día, menos del 30% de las calorías totales sean proporcionadas por grasas y entre un 7 y 10% de las calorías totales por grasas saturadas) y a las seis semanas se ajusta dependiendo del efecto conseguido.

Via : Maphre