MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable

Biocuidados: La playa también quema calorías

Deja un comentario

Conseguir una piel bronceada durante nuestra estancia en la playa suele ser el objetivo prioritario. Sin embargo, si nos lo proponemos, podemos sacarle mucho más beneficio a nuestro tiempo en términos de salud. Un poco de ejercicio responsable puede reportarnos grandes dosis de bienestar y evitar que volvamos con unos cuantos kilos de más en nuestro equipaje.

Cuando hablamos de ejercicio no nos estamos refiriendo a las conocidas carreras a la orilla del mar de punta a punta de la playa, ni a jugar a las palas ni con la pelota de plástico, sino a una pequeña serie de actividades sencillas de realizar, que nos llevarán unos 50 minutos y nos ayudarán a quemar unas 350 calorías.

EN LA ARENA

correr en la playa
correr en la playa

Para empezar, vamos a cambiar el ir andando a la playa por ir corriendo. Un pequeño trote durante unos 5 minutos nos servirá de calentamiento.

Si nuestra playa tiene dunas, es una buena idea tratar de remontarlas a zancadas desde unos 20 metros aproximadamente, levantando las rodillas todo lo que podamos. Repetiremos este ejercicio unas 5 veces, regresando al punto inicial caminando para recuperarnos.

Después de estas carrerillas, vamos a realizar una serie de splits. Para ello, hay que separa los pies en una distancia aproximada a la anchura de la cadera, y colocar las manos detrás de la cabeza. Con los talones levantados, daremos una zancada larga hacia delante con el pie derecho hasta que el muslo nos quede en paralelo al suelo. Una vez recuperada la posición, lo repetimos con la pierna izquierda, y así sucesivamente unas 8 veces.

Otro ejercicio sencillo, es ponernos de pie, flexionando las rodillas y estirando los brazos hacia atrás, y dar un pequeño salto hacia arriba, impulsándonos con los brazos. Cuando estemos en el aire, rodearemos las rodillas con nuestros brazos presionándolas contra el pecho. A la hora de caer al suelo, es conveniente flexionar las rodillas para absorber el impacto. Unas 12 repeticiones serán suficientes.
Para calmar un poco el cuerpo, es aconsejable que continuemos con un encogimiento horizontal de piernas. Desde la posición de flexiones de brazo, lanzaremos los pies hacia las manos, rodeando las rodillas con los brazos con un salto. Dos series, con 10 repeticiones cada una, será suficiente.

Podemos trazar dos líneas en la arena dejando una separación de unos 40 metros entre ellas. La idea es correr de una a otra a sprint, realizando una parada al llegar a ellas y 3 flexiones de brazos. Lo aconsejable es realizar unas 7 repeticiones en 2 series, con un descanso de 45 segundos entre ambas.

Vamos a dejas las carreras a un lado. Tumbados en el suelo boca arriba, con las rodillas ligeramente flexionadas, y con los brazos en paralelo al cuerpo con las palmas hacia abajo, vamos a separar el tronco del suelo haciendo fuerza con la parte baja de los abdominales. Al tiempo, giraremos el vientre hacia la derecha, y en la siguiente repetición, hacia la izquierda. Podemos realizar unas 12 repeticiones por lado.

¿Qué tal si le sacamos un poco de provecho a las neveras portátiles? Estirados boca arriba, con las piernas abiertas y los pies apoyados en dos de ellas, pondremos las manos con los dedos cruzados tras la nuca y, soltando aire, contraeremos los abdominales y levantaremos el busto todo lo que podamos hacia los pies. Hay que mantener la posición unos segundos, y lentamente volver a recuperar la posición. Unas 12 repeticiones bastarán.

EN EL AGUA

ejercicios en el agua
ejercicios en el agua

Pero no solo en la arena se pueden realizar ejercicios, en el agua también podemos ejecutarnos. En la posición de splits, con el pie izquierdo retrasado y con la planta hacia arriba (podemos ayudarnos de alguna roca), flexionamos la rodilla derecha y bajamos hasta que nuestro muslo derecho quede en paralelo al suelo. Mantendremos la posición durante unos 10 segundos, aproximadamente, y recuperamos. Lo ideal cambiar de pierna tras completar 10 repeticiones.

Ahora ya sí. Nos merecemos un chapuzón y unas horitas de sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s