MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable

Fitoterapia: una década de grandes avances

Deja un comentario

En próximas fechas se cumplen los primeros diez años del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), nacido con el fin de contribuir, a través de un espacio de encuentro entre los profesionales de la salud, los investigadores y la sociedad, a que la fitoterapia sea reconocida en nuestro país como una opción terapéutica válida y con todas las garantías científicas.

En el momento en que Infito inició su andadura a finales de 1998 predominaba la idea en el ámbito sanitario y en la población, de que las únicas bases que sustentan el empleo de fitopreparados son las relativas a su uso tradicional, no pudiendo ser incluidos, por tanto, en la categoría de medicamentos. ¿Ha cambiado en algo la situación en estos diez años? La respuesta no puede ser más que afirmativa, a pesar de que la fitoterapia no esté aún totalmente ubicada en el lugar que le corresponde. Las razones por las que podemos hablar de un optimismo relativo ante los avances realizados son múltiples y de diversa índole.

En primer lugar, tras un largo y laborioso proceso se publicó el Real Decreto 1.345/2007, que adapta a la legislación española la directiva 2004/24 de la Unión Europea (trasposición de la Directiva 2004/27/CE) y en el cual se establece la normativa relativa a los preparados de plantas que pueden ser considerados como medicamentos, de exclusiva dispensación en oficinas de farmacia, distinguiéndolos de los medicamentos tradicionales a base de plantas, sin indicación terapéutica y sujetos a venta libre.

Esta última década, además, ha sido testigo de la aparición de nuevas sociedades científicas, como la Sociedad Española de Fitoterapia (Sefit), que están realizando una más que significativa contribución en el ámbito científico, junto con la activa Sociedad Asturiana de Fitoterapia (SAF), decana en este campo. Igualmente cabe destacar la creación de Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (Segif), dirigida al empleo de la fitoterapia en la mujer basado en evidencias científicas. Esta preocupación por los medicamentos fitoterápicos y su uso en la población femenina ha encontrado también eco en otras sociedades científicas, como la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) a través de la creación de un activo grupo de trabajo de Fitoterapia en Ginecología.

Avances en formación
En lo que respecta a la formación universitaria de pregrado ha tenido lugar un importante avance, ya que la fitoterapia ha sido implantada, por el momento, como asignatura optativa de amplísima aceptación entre el alumnado, en la totalidad de las facultades de Farmacia de nuestro país, estando ofertada, además, en dos facultades de Medicina. En lo que se refiere al postgrado, se están impartiendo cursos presenciales y virtuales para obtener el título de máster.

Lo que tampoco se puede perder de vista es la gran importancia que posee para la labor diaria del farmacéutico la creación en estos últimos años de las vocalías de Plantas Medicinales en numerosos colegios, siguiendo la senda del de Barcelona, pionero en este campo.

A todo lo anterior se añade el hecho de que en esta última década se han multiplicado las publicaciones científicas en revistas de alto valor científico de ensayos clínicos que evalúan el valor terapéutico de distintos productos fitoterápicos, dotando a su empleo de la deseada validación científica. En este contexto, Infito ha aportado sus pequeños granos de arena, materializados en la publicación de cinco monografías que sirven de apoyo en la labor diaria de los farmacéuticos, en la realización de encuestas poblacionales y en la elaboración de guías informativas sobre el uso de racional de distintos medicamentos fitoterápicos.

Sin embargo, a pesar de los avances conseguidos, queda un importante camino por recorrer, en el que es totalmente imprescindible aunar los esfuerzos de todos aquellos que nos encontramos implicados en el objetivo de que la fitoterapia ocupe el lugar que le corresponde en la terapéutica del siglo XXI.

En próximas fechas se cumplen los primeros diez años del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), nacido con el fin de contribuir, a través de un espacio de encuentro entre los profesionales de la salud, los investigadores y la sociedad, a que la fitoterapia sea reconocida en nuestro país como una opción terapéutica válida y con todas las garantías científicas.

En el momento en que Infito inició su andadura a finales de 1998 predominaba la idea en el ámbito sanitario y en la población, de que las únicas bases que sustentan el empleo de fitopreparados son las relativas a su uso tradicional, no pudiendo ser incluidos, por tanto, en la categoría de medicamentos. ¿Ha cambiado en algo la situación en estos diez años? La respuesta no puede ser más que afirmativa, a pesar de que la fitoterapia no esté aún totalmente ubicada en el lugar que le corresponde. Las razones por las que podemos hablar de un optimismo relativo ante los avances realizados son múltiples y de diversa índole.

En primer lugar, tras un largo y laborioso proceso se publicó el Real Decreto 1.345/2007, que adapta a la legislación española la directiva 2004/24 de la Unión Europea (trasposición de la Directiva 2004/27/CE) y en el cual se establece la normativa relativa a los preparados de plantas que pueden ser considerados como medicamentos, de exclusiva dispensación en oficinas de farmacia, distinguiéndolos de los medicamentos tradicionales a base de plantas, sin indicación terapéutica y sujetos a venta libre.

Esta última década, además, ha sido testigo de la aparición de nuevas sociedades científicas, como la Sociedad Española de Fitoterapia (Sefit), que están realizando una más que significativa contribución en el ámbito científico, junto con la activa Sociedad Asturiana de Fitoterapia (SAF), decana en este campo. Igualmente cabe destacar la creación de Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (Segif), dirigida al empleo de la fitoterapia en la mujer basado en evidencias científicas. Esta preocupación por los medicamentos fitoterápicos y su uso en la población femenina ha encontrado también eco en otras sociedades científicas, como la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) a través de la creación de un activo grupo de trabajo de Fitoterapia en Ginecología.

Avances en formación
En lo que respecta a la formación universitaria de pregrado ha tenido lugar un importante avance, ya que la fitoterapia ha sido implantada, por el momento, como asignatura optativa de amplísima aceptación entre el alumnado, en la totalidad de las facultades de Farmacia de nuestro país, estando ofertada, además, en dos facultades de Medicina. En lo que se refiere al postgrado, se están impartiendo cursos presenciales y virtuales para obtener el título de máster.

Lo que tampoco se puede perder de vista es la gran importancia que posee para la labor diaria del farmacéutico la creación en estos últimos años de las vocalías de Plantas Medicinales en numerosos colegios, siguiendo la senda del de Barcelona, pionero en este campo.

A todo lo anterior se añade el hecho de que en esta última década se han multiplicado las publicaciones científicas en revistas de alto valor científico de ensayos clínicos que evalúan el valor terapéutico de distintos productos fitoterápicos, dotando a su empleo de la deseada validación científica. En este contexto, Infito ha aportado sus pequeños granos de arena, materializados en la publicación de cinco monografías que sirven de apoyo en la labor diaria de los farmacéuticos, en la realización de encuestas poblacionales y en la elaboración de guías informativas sobre el uso de racional de distintos medicamentos fitoterápicos.

Sin embargo, a pesar de los avances conseguidos, queda un importante camino por recorrer, en el que es totalmente imprescindible aunar los esfuerzos de todos aquellos que nos encontramos implicados en el objetivo de que la fitoterapia ocupe el lugar que le corresponde en la terapéutica del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s