MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable

Cuida tu salud : Sindrome postvacional

1 comentario

Lo que para unos no es más que una respuesta normal a la incorporación al trabajo, para otros puede adquirir tintes de patología.

Aunque para los especialistas no existe una “depresión postvacacional” en sentido clínico, la vuelta de las vacaciones y el regreso al trabajo supone para muchos un verdadero trauma que puede llegar a convertirse en lo que se conoce como síndrome postvacacional, un trastorno del estado del ánimo que suele provocar irritabilidad, ansiedad y fatiga. El regreso al trabajo también puede suponer un rebrote de los trastornos de ansiedad que podrían existir antes de irnos de vacaciones.

Después de un período de descanso, sin horarios ni preocupaciones (como suele ocurrir durante las vacaciones), nuestro cuerpo y nuestra mente se acostumbran a esa forma de vivir, y el cambio supone un esfuerzo que no todo el mundo puede realizar de la misma manera.

Tras las vacaciones volvemos a la rutina que significa volver a un trabajo que conlleva un sobreesfuerzo físico y emocional. Por eso no es raro que la sola idea de volver a enfrentarnos a la situación laboral provoque unos mecanismos de reacción y adaptación que son normales y nos preparan para afrontar la lucha diaria.

Entre aquellas personas más propensas a sufrir este tipo de estado destacan aquellas que realizan un trabajo más rutinario. Lo aconsejable es desarrollar mecanismos para afrontar el estrés: trabajamos durante 11 meses al año y descansamos uno, por lo que habría que poner las mayores expectativas en el periodo que abarca la mayor parte de nuestras vidas.

Síntomas

  • Pérdida de interés y motivación por realizar cualquier actividad.
  • Alteración de la capacidad para sintonizar con lo que nos rodea y disfrutar, sentir placer o alegría con cosas que antes nos eran gratas.
  • El pensamiento se hace más lento y reiterativo.
  • Ideas de culpabilidad. Actitud negativa hacia uno mismo.
  • Falta de concentración y de creatividad.
  • El lenguaje escaso y dificultad para encontrar las palabras adecuadas. El tono se hace monótono.
  • Alteración del apetito, generalmente con perdida del mismo.
  • Trastornos del sueño con dificultad para conciliarlo o con despertar precoz.
  • Sensación de cansancio.
  • Sentimiento constante de tristeza, irritabilidad, intolerancia y pesimismo.

Periodo de adaptación

Los especialistas afirman que este tipo de trastorno no requiere un tratamiento, sino un período más o menos corto de adaptación en el que se ponga a punto el organismo para volver a la rutina diaria del trabajo. Si el malestar que produce volver al trabajo persiste meses después, no es que se inicie un proceso que puede degenerar en algo más grave sino que la recurrencia puede significar que exista algún problema subyacente, como una depresión o un trastorno adaptativo crónico relacionado con las condiciones laborales.

Cómo  prevenirlo

–          Ejercicio físico. Es un aliado excelente para nuestra salud: caminar media hora, subir las escaleras, dar paseos en bici… son formas de mantener la actividad física que casi todos podemos compaginar con nuestra actividad diaria.

–          Tiempo libre. Deja tiempo para realizar actividades que te gusten: deporte, excursiones, juegos… te ayudará a desconectar. Desconecta del trabajo siempre que te sea posible (en especial los primeros días tras la vuelta de las vacaciones) y los fines de semana.

–          Entorno. El entorno emocional (familia, amigos…) te dará apoyo en los momentos importantes.

–          Alimentación. Una dieta equilibrada te aportará los nutrientes necesarios para mantener la salud.

–          Descanso. Dedica las horas necesarias a dormir.

–          Relajación. Es la mejor forma de liberar la tensión nerviosa que nos produce el trabajo diario. Aprende a controlarte, aumentar la confianza que tienes en ti mismo.

–          Objetivos. Busca nuevas motivaciones que añadan ilusión y eviten hacernos caer en la apatía.

Trabajo y descanso

–          Se está cansado porque antes se ha trabajado.

–          El descanso es consecuencia de la acción y no lo contrario.

–          El descanso es una actividad para reponer fuerzas y volverse a cansar.

–          El descanso es una necesidad mental, no sólo física.

–          El tiempo necesario para descansar es menor que el necesario para trabajar.

–          Lo importante es saber disfrutar de la vida real, y para ello hay que esforzarse.

Anuncios

Un pensamiento en “Cuida tu salud : Sindrome postvacional

  1. Pingback: Sindrome Post-vacacional | Feminity.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s