MEDICINA NATURAL

Medicina natural y vida saludable

VACACIONES CÓMO ALIMENTARSE BIEN EN UN BUFFET LIBRE

Deja un comentario

En la págia de 5 al día he encontrado información interesante para evitar excesos en la alimentación en vacaciones. Una de las principales fuentes de excesos son esos atractivos buffet libres de hoteles y establecimientos de restauración que intentarán por todos los medios que nos saltemos nuestro buenos hábitos que tanto nos han costado cimentar durante el invierno. Además un buffet no controlado puede ser una fuente maliciosa de transtornos alimentarios que pueden fácilmente levar al trate nuestras vacaciones. Los ingresos hospitalarios por intoxicaciones alimentarias se cuadruplican en verano.
Las frutas y hortalizas frescas y de temporada son una buena opción para evitar contaminaciones, que son provocadas principalmente por el consumo de huevos y marisco.
Llegan nuestras vacaciones y con ellas los ansiados viajes, quizás a un país lejano… Para evitar que una mala alimentación nos amargue el viaje, os proponemos unos sencillos consejos para mantener una alimentación saludable lejos de nuestro hogar.
Según la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), los casos de gastroenteritis se multiplican por cuatro en el periodo estival. La mayoría de las intoxicaciones se producen por el consumo de comidas que contienen huevo, por el marisco o pescado crudo, por helados y por la ingestión de aguas no potables.
Una de las principales razones de que existan más intoxicaciones en verano, es que las bacterias se multiplican más rápidamente en ambientes cálidos y con humedad alta.

EL PELIGRO DEL BUFFET LIBRE


Los bufés libres son, cada vez más, los protagonistas de la oferta alimentaria a la que accedemos en nuestras vacaciones, ya que se trata de una práctica cada vez más frecuente en nuestros hoteles de destino. Resulta más barato y práctico para los hoteles, pero más peligrosos para nuestro estómago. Desde el punto de vista higiénico-sanitario, está menos controlado que la cocina.
La amplia variedad de alimentos, sobre todo los fritos y ricos en grasa, nos pueden hacer caer en la tentación y alejarnos de lo que es una alimentación sana. Además, debemos prestar atención a las condiciones de higiene en la que se encuentran las instalaciones del buffet, ya que la exposición de los platos debe tener una buena ventilación y temperatura para garantizar su perfecta conservación.
Las 5 raciones al día de frutas y hortalizas recomendadas por nuestra asociación se pueden seguir manteniendo en este tipo de buffet. ¿Cómo?:


Comer 5 veces al día, es posible:
Aunque parezca difícil, por nuestra intensa actividad de excursiones, debemos continuar con el hábito de dividir nuestras comidas en cinco. Desde ´5 al Día´ aconsejamos una pieza de fruta, y un bocadillo de vegetales, con rodajes de tomate y lechuga por ejemplo, para consumir a media mañana o en la merienda respectivamente.
Evitar alimentos y salsas excesivamente grasos y la repostería como rutina. Aunque el buffet nos suele mostrar este tipo de alimentos de forma atractiva, se deben evitar como norma, y optar por alimentos frescos, como las frutas y verduras, especialmente de temporada, para conseguir la hidratación y la oxigenación necesarias para el periodo estival, y en definitiva, gozar de buena salud. Las verduras deben existir en las principales comidas, o bien como ingrediente de primeros platos o como guarniciones de los segundos.
Las guarniciones: verduras versus fritos. En el buffet existe la posibilidad de elegir los acompañamientos de nuestros platos. En vez de acudir a las socorridas patatas fritas o el bacon, debemos elegir alimentos más sanos, como la ensalada, pimientos, salsa de tomate o puré de patata, por ejemplo.


Alimentación variada:
Si elige arroz, pasta o legumbre, trata de compensar el resto del menú escogiendo como segundo plato un pescado a la plancha o al horno con guarnición vegetal, o bien, de primer plato ensalada o verdura y de segundo el plato de paella, de legumbre o de espaguetis. En el caso de las carnes, te recomendamos optar por las menos grasas, como el pollo, el pavo o la ternera. En cuanto a las técnicas culinarias a elegir, ´5 al Día´ recomienda las menos grasas (salteado, plancha, horno, etc). Tu aparato digestivo te lo agradecerá.


Abundante fruta fresca:
Especialmente la de temporada. Se puede consumir en los postres o en las comidas principales, siendo muy aconsejable para el verano por su alto nivel de hidratación y de nutrientes para el organismo. Por ejemplo, el melón con jamón, la piña con queso, las sopas de melón o de melocotón y los diferentes zumos naturales, muy adecuados y fresquitos para el verano.


Examina bien los mostradores:
La comida caliente debe exhalar vapor, y la fría debe estar refrigerada o rodeada de hielo.
Evitar los alimentos crudos: También los elaborados con leche no pasteurizada.
Cuidado con el agua: El agua es diferente en cada región, y nuestro estómago puede tolerarla o no. Además, de que en algunos lugares no es potable. Por ello, mejor comprar agua mineral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s