Los alimentos “funcionales”

Hoy me he levantado con una noticia en el periódico gratuíto Que, que creo más que interesante para compartir con vosotros…. Buen míercoles a todos!!

Algunos alimentos se venden bajo reclamos en sus etiquetas que indican que su consumo puede contribuir a mejorar tu salud: “con extra de calcio”, “mejora el tránsito intestinal”, “reduce el colesterol”, “evita el envejecimiento prematuro”… Es lo que se conoce como alimentos funcionales.

Sin embargo, según un estudio que ha llevado a cabo la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA), apenas un 20% de los productos que venden sus sanas cualidades son realmente eficaces, si se valoran desde un punto de vista científico.
El informe de este organismo, cuya función es de mero asesoramiento, ha levantado ampollas entre algunas multinacionales que se verían afectadas por estas conclusiones, pues consideran que las exigencias de la EFSA son tan grandes que podrían dar al traste con las investigaciones alimentarias en Europa.

Sean o no demostrables los beneficios de este tipo de productos para la salud, lo cierto es que hay muchos consumidores que llenan sus cestas de la compra con ellos. ¿Lo hacen porque creen realmente que son buenos para la salud o porque les encanta comprar lo último para probarlo?

De lo que no cabe duda es de que pagamos más por los llamados alimentos funcionales, entre los que podemos incluir: leches enriquecidas o tratadas (calcio, baja en lactosa, ácidos omega 3), yogures o productos lácteos con lactobacillus o L. Casei o con esteroles, productos bajos en sal o sin azucar, cereales fortificados o integrales, zumos enriquecidos o energéticos, huevos sin colesterol, margarina con esteroles… etc.

SI TIENEN ‘EXTRAS’ SON MÁS CAROS
Así, en Qué. han hecho una comparativa de precios (con los datos de un gran hipermercado) para diferenciar lo que costaría un producto “sin añadidos funcionales” y lo que costaría otro con algún tipo de “extra supuestamente beneficioso para la salud”. Éstas son algunas de las conclusiones:

Leche: Un litro de leche desnatada de marca blanca costaría en torno a 0,53 euros, mientras que su precio sería mayor si tuviera: con vitamina A, D y E (0,84 euros) con fibra soluble (1,24 euros) con omega 3 (1,39 euros), proactiv para reducir el colesterol (2,19 euros) y sin lactosa (1,48 euros).

Yogures: Un packs de cuatro yogures de sabores de una marca blanca se puede comprar por 0,52 euros, pero si le sumamos unos cuantos extras y además compramos productos de marcas conocidas: enriquecido (1,16 euros). con fibra con cereales (2 euros), con soja y fibra (2,10 euros). Y si hablamos de los productos con lactobacillus, tenemos que el pack de seis marca blanca se puede comprar por 1,45 euros mientras que si incluye fresa y esteroles vegetales para reducir el colesterol su precio es de 3,79 euros.

Cereales. No es lo mismo un paquete de cereales de marca blanca y sin ‘extras’ funcionales que elegir entre el rosario de opciones que ofrecen las distintas marcas. Puedes comprar un paquete de 500 gramos de cereales con fibra de marca blanca por 1,30 euros. Si optas por adquirir un paquete de cereales integrales con frutas, los 375 gramos te saldrán por 2,65 euros. Y si tiene tres cereales y miel y además es de una conocida marca que sale a todas horas en televisión su precio asciende a 3,55 euros. Los cereales con salvado de trigo tampoco son baratos, pues te costarán 3,20 euros si son de primera marca, un tercio más que si es de marca blanca.

Margarina: La tarrina de 500 gramos de margarina vegetal con sal estandar te puede costar 0,65 euros, aunque si eliges una que contribuya a reducir el colesterol la mitad de cantidad te sale a 2,95 euros. También será más cara si se vende como “ligera”, pues los 500 gramos te costarán 2,45 euros.

Zumos y néctares: Un zumo de naranja de marca blanca tiene un precio de 0,54 euros, pero si esá enriquecido con multifurtas asciende a 0,71 euros. En el caso de que tenga vitamina C su precio asciende a 1,40 euros. Si se asegura que tiene cualidades antioxidantes puede costar en torno a 1,65 euros. Si se trata de una bebida de soja el litro cuesta 1,38 euros.

Embutidos: El paquete de 200 gramos de jamón cocido extra marca un precio de 1,30 euros, pero si se vende sin fosfatos o sin sal, su precio asciende a 2,25 euros.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: